Los maleantes amarraron a la víctima

Trágico escenario: Roban y matan a un comerciante en Torito Fernández

corretió
1 de mayo, 2018 - 5:27 pm
Greily Núñez / [email protected]

Moradores de la zona precisaron que los maleantes son del sector. Ingresaron con facilidad a la casa. La víctima enardecida corretió a los malhechores, pero consiguió la muerte  

Foto: Greily Nuñez

Maracaibo – Gregory José Chávez, de 21 años, se encontraba junto a su esposa Geisy Torres y su pequeño niño de dos meses de nacido, dentro de su vivienda, ubicada en el barrio Torito Fernández, cuando comenzó a escuchar algunos ruidos extraños en una de las paredes de la casa, por lo que decidió asomarse para ver qué estaba ocurriendo.

En el momento en que Chávez pretendía salir fue interceptado por tres maleantes encapuchados, quienes ingresaron sigilosamente por el hueco de uno de los aires de la habitación, el cual tenía solo un cartón colocado.

Lea más Noticias: Corrió sangre: Cayeron tres sujetos en un enfrentamiento con el CICPC-Cabimas

De inmediato, los antisociales sometieron al núcleo familiar. Los amarraron brutalmente de la cama donde dormían en el momento que ultrajaron la residencia.

 

20180501_120956

Los malhechores sin pensarlo dos veces se llevaron todo lo que estaba a su paso. La dejaron casi vacía.

En el momento que se retiraron los antisociales, Chávez enfurecido logró soltarse y  decidió pegárseles atrás a los hampones, quienes al verse acorralados sacaron sus armas de fuego y le dispararon a la víctima, dejándolo malherido en medio del pavimento.

Moradores de la zona, tras escuchar los estruendosos disparos, decidieron salir para ver lo que estaba sucediendo. Despavoridos lo trasladaron, junto a su esposa, al Hospital Universitario de Maracaibo  (HUM), donde fue atendido por los galenos de guardia, sin embargo, falleció a las pocas horas de ser ingresado.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) trasladaron el cadáver a la medicatura forense de Maracaibo, para realizarle la necropsia pertinente.

Consternación en los familiares

Dentro de la  humilde vivienda donde sucedió la trágica escena se encontraba la madre del fallecido, quien envuelta en llanto, no creía la muerte de su hijo, pues, esa noche conversaron por largas horas.

Se pudo conocer que el infortunado tenía una venta de víveres dentro de su casita, pues, con eso mantenía a su familia.

Los vecinos se mostraron enardecidos por lo sucedido, pues afirmaron, que la mayoría de las veces suceden casos similares. «Los maleantes nos tienen sometidos y los funcionarios ni se acercan para ver lo que nos está pasando», afirmó una vecina de la familia.

20180501_121432

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente