Antonio González, experto en el uso de estos medios, conversó con QUÉ PASA

Redes sociales: Un currículo abierto al mundo

Foto 1
16 de agosto, 2017 - 3:01 pm
Julio Olivero / [email protected]

Foto: Cortesía/Agencias

Maracaibo – Las redes sociales desde hace años pasaron de ser un «boom», para convertirse en parte importante de nuestra realidad. El alcance de estos medios digitales permite que podamos hablar con personas de diferentes partes del mundo, hacer nuevas amistades, recibir y compartir contenido, y hasta proyectarnos personal y profesionalmente.

Pero estos medios son como un búmeran: pueden estar a favor de nosotros o en contra. Según un reportaje titulado «Lo que dicen de ti las redes sociales», publicado en 2012 por la BBC Mundo, los departamentos de recursos humanos han optado por hurgar en la red con el objetivo de «conocer la personalidad del futuro empleado».

Dependiendo del tipo de contenido que encuentre el empleador en ellas, podrá levantar el teléfono para contratarle o no. Al respecto, el experto en redes sociales, Antonio González, habló con Qué Pasa sobre el correcto uso de estos medios donde se debe ser «uno mismo», pero con objetivos claros dentro de cada red social y acordes a la naturaleza de cada una.

«Para hacer un uso efectivo de las redes sociales es necesario conocer los objetivos por los cuales se va a hacer presencia digital; pueden ser personales, recreativos, laborales, entre otros. Luego de eso, debes conocer la naturaleza de cada red social y determinar cuál es la que más se adapta a lo que quieres lograr», señala González, quien además es Community Mánager y Social Media Mánager.

 No es subir fotos «a lo loco»

Es importante un objetivo claro en las redes, pero también debemos saberlas usar. «Hay personas que por desconocimiento cometen prácticas que son consideradas inapropiadas y causan rechazo. Las más comunes que veo son: las faltas ortográficas, el abuso de muchas etiquetas por publicación y el uso de #followforfollow- #síguemeytesigo- #like4kike», relata Antonio.

«Usar la etiqueta #TBT en un día distinto al jueves, saturar con muchas publicaciones en poco tiempo, enlazar todas las redes sociales haciendo que el contenido publicado en una salga automáticamente en otra, compartir noticias no verificadas, también crean rechazo», agrega el también comunicador social y abogado.

Recomendaciones básicas

«Lo básico es: un usuario corto y recordable, buen uso del lenguaje y la ortografía. En el perfil siempre debe estar una buena fotografía de la persona, las publicaciones deben tener una razón, se deben usar fotografías estéticas y naturales, por último, no exponer la vida personal o problemas existenciales en ninguna red social», comenta el experto.

Cuidar la reputación es vital

«Uno debe usar el sentido común. Uno debe tener ‹cuatro dedos de frente› y saber qué se puede compartir en red y qué no. Una vez que subes algo a las redes sociales deja de ser un material propio, para convertirse en uno de dominio público», comenta González. «Ser tú mismo no significa compartir todo lo que haces, por el contrario, es publicar eso que aporta valor a quienes te siguen. Obviamente siempre hay espacios para las fiestas y otro tipo de publicaciones, pero esto no debe ser la regla».

Como mayor soporte a las palabras de González, un estudio presentado hace algún tiempo por la plataforma Infoempleo, en conjunto con la compañía de recursos humanos suiza Adecco, reveló que las empresas suelen descartar a algunos aspirantes al encontrar en sus redes sociales contenidos violentos o discriminatorios, promoción de vicios como drogas o alcoholismo, e imágenes de contenido sexual o inapropiado, entre otras actitudes.

Según un estudio realizado hace algunos años por el Grupo Empléate (www.empleate.com) en España y Latinoamérica, 80% de los departamentos de Recursos Humanos usa las redes sociales durante el proceso de selección de personal.

La naturaleza de cada red

Facebook: Es una red donde se puede compartir material (fotos, documentos, videos, etc.), jugar, leer noticias, hacer networking, y si eres una empresa las posibilidades aumentan considerablemente gracias a las herramientas empresariales —gratis— con las que cuenta.

 Twitter: Es una red mucho más informativa. Donde puedes compartir información en tiempo real en 140 caracteres. Además —desde hace un tiempo— puedes indexar videos y otros contenidos multimedia a los «tuits».

Instagram: Es una red donde el contenido visual es lo que predomina y gracias a su naturaleza otorga cercanía entre los usuarios. Para usar esta red social hace falta mucha creatividad.

 LinkedIn: Es una red profesional, es decir, está orientada más a relaciones comerciales y profesionales que a relaciones personales y por tanto en esta red social lo que encontrarás son empresas y profesionales que buscan promocionarse, buscar empleo, hacer networking y negocio.

Foto 2

González es asesor de marcas en redes sociales y de emprendedores. También es fundador de EnREDate en el Social Media, uno de los más grandes eventos sobre redes sociales de Venezuela. @enredate_sm en Instagram

Los emprendedores también pueden proyectarse en las redes

Si soy un emprendedor y quiero que mi empresa o negocio esté en redes sociales, ¿qué debo hacer primero? Al respecto, Antonio aconseja «plantearse objetivos claros, crear un equipo de profesionales y un buen plan de mercadeo».  Asimismo, sugiere invertir en contratar a un community mánager para que administre las redes de la empresa. Pero si el emprendimiento va comenzando, y no hay dinero para eso, González recomienda:

Definir qué se quiere ganar con las redes.

Definir a quiénes se quiere llegar.

Investigar y elegir las redes que se adapten mejor a ese objetivo.

Definir los contenidos que se van a compartir.

Ofrecer valor en cada publicación y conocer a tus seguidores.

 

 

Comente