Continúa la emergencia

Perú sigue sufriendo por la lluvias

A farmer visits his beet field, destroyed by flash floods at the rural district of Pacora, close to the city of Chiclayo, 760 kilometres north of Lima on March 20, 2017.
The El Nino climate phenomenon is causing muddy rivers to overflow along the entire Peruvian coast, isolating communities and neighbourhoods. Thousands have been affected since January, and 75 people have died. Most cities face water shortages as water lines have been compromised by mud and debris / AFP PHOTO / Julio Reaño
21 de marzo, 2017 - 11:06 am
AFP

El Gobierno peruano a través de la Fuerza Aérea tendió un puente aéreo este fin de semana para las zonas que están completamente incomunicadas

Foto: AFP

Continúan los desastres productos de las lluvias en Perú que desde enero han causado 75 muertes, 20 desaparecidos, más de 100 mil damnificados y 157 mil viviendas afectadas.

Segùn fuentes gubernamentales el Gobierno peruano ha destinado un fondo de 2500 millones de Soles, para atender la emergencia en el país andino, donde las lluvias no han cesado.

El Gobierno a través de la Fuerza Aérea tendió un puente aéreo este fin de semana para las zonas que están completamente incomunicadas.

Perú intenta resolver la falta de agua potable en el norte y centro de su territorio y se prepara para reconstruir vías que permita el flujo de alimentos a la capital.

Unas 11 regiones se mantenían ayer comunicadas de manera limitada por el colapso y destrucción de sus carreteras y puentes. Según, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) 1.909 kilómetros de carreteras han sido destruidas.

Presidente

Por su parte Pedro Pablo Kuczynski, presidente de esta nación, pidió no hacer caso a «los agitadores que dicen que hay desabastecimiento. Eso es mentira». Esto como respuesta a temores desatados principalmente por redes sociales de una posible escasez de alimentos y la falta de agua.

«Sabemos es una situación difícil, pero se está controlando y tenemos la esperanza de que va a pasar pronto», agregó.

Comente