La alegría del 24 fue opacada por la partida de un ángel

Pequeño de cinco años fue arrollado en Nochebuena

14A
27 de diciembre, 2016 - 11:27 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

El pequeño salió a comprar luces de bengala. Familiares del homicida corrieron con todos los gastos funerarios

Foto: Mayerlin Barboza

Maracaibo — Un féretro blanco, pequeño y rodeado de globos era el centro de atención en la sala de una vivienda del barrio La Polar III, municipio San Francisco.

Sobre el ataúd reposaba un carrito a control remoto, el último juguete de Navidad que recibió con alegría el pequeño Jorge Luis Boscán Morales, de 5 años.

Lo que sería la celebración de Nochebuena, se convirtió en una tragedia, luego de que un vehículo que viajaba a exceso de velocidad por la mencionada barriada, acabara con la vida de Boscán, impactándolo fuertemente y arrastrándolo al menos 20 metros sobre el pavimento, causándole la muerte de manera instantánea.

El vehículo modelo Mazda 6, de color azul, que acabó con la vida del pequeño, no era propiedad del conductor.

Según testigos este se desempeña como mecánico y el automotor en cuestión pertenece a uno de sus clientes.

Con la ilusión de Navidad

«Jorguito», como le decían de cariño, jugaba en compañía  de sus vecinos y primitos en medio de la celebración de Navidad, correteaba por la calle y sonreía alegremente. Alrededor de la las 9:30 de la noche sus padres decidieron «adelantarle» un pequeño juguete, previo al regalo de Niño Jesús que recibiría a las 12:00 am, como es acostumbrado.

Su prima, una jovencita de 14 años, lo invitó a comprar algunas luces de bengala para encender y divertirse, este con la ilusión del momento accedió, ambos en compañía de otra primita de 2 años, caminaron una cuadra hasta el lugar de la venta y de regreso sucedió la tragedia. Los tres menores fueron sorprendidos por el automóvil y mientras el par de niñas retrocedió, Boscán siguió su camino y no tuvo marcha atrás.

De acuerdo a lo dicho por su madre, Odalys Morales, el homicida, de quien las autoridades hasta después de haber transcurrido tres días de la tragedia, no han aportado su identidad, se encuentra detenido. Al notar lo sucedido se bajó del vehículo y de manera desesperada tomó el niño en sus brazos, el padre corrió a socorrerlo y se lo quitó. Ambos lo llevaron a un centro médico cercano, pero llegó sin vida.

El niño sufrió fractura de fémur  y desprendimiento de cadera. Murió por el quiebre de su vena aorta. Familiares lamentan lo sucedido.

 

Comente