El papa Francisco pidió por Venezuela en la misa de Pascua

Papa y Venezuela
1 de abril, 2018 - 9:28 am
Yuly Mora / [email protected]

El Pontífice argentino deseó para Venezuela una salida «justa, pacífica y humana» a la crisis política y humanitaria.

Foto: Agencias 

Roma — El papa Francisco empezó este domingo a celebrar la tradicional misa de Pascua en la basílica de San Pedro de Roma ante miles de fieles y bajo estrictas medidas de seguridad y pidió su tradicional mensaje Urbi et Orbi el fin del «exterminio» en Siria, abogó por la «reconciliación» en Tierra Santa y una salida «justa, pacífica y humana» en Venezuela.

La misa de Pascua es  el momento litúrgico más importante de la tradición cristiana que conmemora la resurrección de Cristo.

En su mensaje deseó que el mundo obtenga «los frutos de la paz» y recordó varios de los conflictos que vive el planeta, se refirió a Venezuela, para quien deseó una salida «justa, pacífica y humana» a la crisis política y humanitaria.

«Suplicamos frutos de consolación para el pueblo venezolano, el cual -como han escrito sus Pastores- vive en una especie de ‘tierra extranjera’ en su propio país», afirmó el pontífice argentino.

Y deseó que «por la fuerza de la resurrección del Señor Jesús, encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime, y no falten la acogida y asistencia a cuantos entre sus hijos están obligados a abandonar su patria».

En particular pidió el fin del «exterminio» en Siria y abogó por la «reconciliación para Tierra Santa», refiriéndose a los mortíferos choques del viernes en la frontera entre Israel y Gaza.

«Invocamos frutos de reconciliación para Tierra Santa, que en estos días también está siendo golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos», agregó.

En cuanto a la situación en la península coreana, que vive un proceso de distensión tras dos años de escalada a raíz de los ensayos nucleares y balísticos de Corea del Norte, el papa pidió «sabiduría».

«Que los que tienen responsabilidades directas actúen con sabiduría y discernimiento para promover el bien del pueblo coreano y para generar confianza en la comunidad internacional», llamó el papa.

Tampoco olvidó el continente africano, «atormentado por el hambre, los conflictos endémicos y el terrorismo», y pidió paz para Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, dos de los países del continente más castigados por el conflicto.

Francisco recordó que Pascua debería ser un símbolo de esperanza »allí donde hay miseria y exclusión, allí donde hay hambre o falta el trabajo», y se refirió a los refugiados, «tantas veces rechazados por la cultura actual del rechazo».

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente