Existen tres versiones: la primera dada por el CICPC, la de la mamá y la del papá

Padres de Víctor Jesús se disputan por encarar la verdad

14A (1)
13 de octubre, 2017 - 8:38 am
Jefry Machado / [email protected]

El pequeño Víctor Jesús murió el miércoles a las 8:00 am, hay varias hipótesis de los hechos y entre padres enfrentarán se demandarán para hacer justicia. CICPC esclarece el caso

Foto: Jefry Machado

Guajira — Las «extrañas circunstancias» en las que murió el pequeño Víctor Jesús Ferrer Iguaran, de tres años de edad, ha generado un enfrentamiento legal entre los padres del occiso por sacar a flote la verdad.

La primera versión de los hechos fue que Víctor se encontraba en compañía de su madre, en la acera del frente a su casa, en el sector de Los Filúos (Paraguaipoa) cuando de pronto éste se cayó y sufrió un fuerte golpe en su rostro y parte de su zona intercostal  derecha, al parecer su madre no lo llevó de inmediato al hospital, sino que después de cinco días -cuando agravó el pequeño- le prestó atención.

Lea también: Niño de 3 años muere en extrañas circunstancias

Luego de luchar casi un mes (29 días) en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), murió el pasado miércoles a las 8:00 de la mañana.

Ante el triste fallecimiento, la discordia por tener la verdad de los hechos del deceso del menor, los padres se disputan ante la ley por hacer justicia.

Otras versiones

Ayer, a partir de las 8:30 de la mañana, los padres de Víctor Jesús albergaron la medicatura forense de LUZ para retirar el cuerpo y, en el lugar se creó una atmósfera de tensión por el encuentro de las dos familias.

Los familiares, tanto materno, como parte de Víctor, se encontraba en la morgue con su respectivo abogado.

Pocos metros de distancia separaban a las dos familias, una de origen wayuu (madre) y los otros, maracuchos (padre).

14A (2)

El padre, Víctor Gregorio Ferrer Torres, de 29 años de edad, obrero dedicado a la siembra de yuca en su residencia, en San Isidro.

Ferrer alegó que la madre del menor tiene responsabilidad de la muerte y por ello se presentará cargos en su contra: «Sostuve una conversación vía telefónica con mi hijo y me dijo que se había caído de una baranda, en ese instante escuché a su madre decir que se callara y que cortara la llamada. Pasaron los días y su madre me llamó  cuando ya estaba recluido en el HUM y en una de las operaciones le sustrajeron la sangre y pus de un pulmón, producto de un presunto golpe».

Por otra parte, su madre, Diviani Iguaran, de 22 años, estaba devastada por el fallecimiento y no quiso dar declaraciones, sin embargo,  la abuela del hoy occiso, quien pidió no identificarse, conversó con el Diario QUÉ PASA: «La familia del padre quiere ver a Diviani tras las rejas, pero no podrán, porque el niño  murió en un accidente doméstico, como cualquier otro accidente. Víctor Jesús se encontraba en la puerta de atrás de la casa, mientras jugaba en el pasillo central de la casa, caminó en retroceso hasta el patio, cuando cayó de una altura medio metro (nivel del piso). De inmediato lo llevamos al CDI de Paraguaipoa, pero por la gravedad de los golpes, lo remitieron al HUM a los tres días».

Agregó que su hija le pidió al progenitor del menor, pero éste no accedió a ofrecer ningún tipo de ayuda y que por  su «carga de conciencia» ahora busca hacer justicia.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) investiga el caso del menor, en espera de la autopsia de los forense para revelar las causas de la muerte del menor.

Una relación tormentosa

Se conoció que los padres vivían en concubinato y residían en Maracaibo, en el sector de San Isidro, pero al parecer hace dos años, se tuvieron que separar porque los padres de Diviani «se metían mucho en la relación», según indicó Ana Ferrer, tía de la víctima.

Víctor Gregorio expresó que su ex pareja  es inestable emocionalmente, «no sabía qué hacer con su vida, porque después de nuestra separación, se llevó al niño y lo llevaba de un lado a otro».

El padre del menor tiene  una hija de siete años de edad, quién quedó huérfana, luego de que su madre muriera por una enfermedad. Además, Víctor dio a conocer que su aporte en el tratamiento de su hijo menor fue siete mil bolívares fuertes, entre medicamentos, pañales y alimentos.

La familia materna pertenece al clan familiar «Epiayú» e indicaron que velaran y enterrarán al pequeño hoy en la tarde en Paraguaipoa.

Palabras clave
, , ,

Comente