Sepultaron a uno de los oficiales. Los ascendieron de grado

No atentaron contra policías sino contra el hermano de un caído

Policías
2 de mayo, 2017 - 9:27 pm
Edwin Urdaneta / [email protected]

Presume que ante la arremetida de la banda, los policías salieron al paso. Para desgracia de un componente que trata de salir de la pesadilla hecha sangre, sus hermanos de procedimientos fueron abatidos. Un primero de mayo que quedará marcado en la historia como el golpe más duro de la historia de ese organismo

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago — Tras el minucioso análisis de la escena del crimen, y de acuerdo a la verificación de evidencias y testimoniales que sobre el asesinato de los oficiales del Cuerpo de Policía del municipio Colón, el pasado lunes, han circulado, el jefe de Policolón, José Graterol, aclaró que no iban a asesinar a los funcionarios, sino a un hermano de ellos, que aún sigue vivo.

Quien cita Graterol, era a Pedro Miguel Chamorro, hermano del oficial agregado José Gregorio Chamoro, quien permanece en estado de gravedad en el Instituto Autónomo Hospital Universitario Los Andes, en Mérida, debatiéndose entre la vida y la muerte y quizá la presa más buscada por los asesinos que enlutaron a todo un municipio.

Presume que ante la arremetida de la banda, los policías salieron al paso. Para desgracia de un componente que trata de salir de la pesadilla hecha sangre, sus hermanos de procedimientos fueron abatidos. Un primero de mayo que quedará marcado en la historia como el golpe más duro de la historia de ese organismo.

Valentía

Refiere Graterol que Ortiz fue el que dio el frente a los antisociales. «Él se lanzó al desagüe y desde allí comenzó a impactar a ambos los verdugos». Las razones por las que estarían detrás de Pedro Miguel aún es indagada por la fuerza de seguridad. Por lo pronto, mientras las indagatorias prosiguen su curso, refirió que hora tras hora comienzan a evidenciarse elementos que encaminan la búsqueda de los tiradores. Se presume que dos sujetos actuaron en doble matanza policial. Irían en una motocicleta y en un automóvil. También corroboran si era un arma larga con la que actuaron vilmente.

Graterol dijo a los medios locales que todo apunta a una venganza. «Nuestros oficiales han actuado en diversos procedimientos, pero la información de que pertenecían a una banda es totalmente falsa e irresponsable; tampoco este caso puede ser objeto de una guerra entre bandas». Analizan que mafias quieren apoderarse del armamento policial. Es otra hipótesis.

Ascendido en funeral

El lunes 1 de mayo el oficial Junior Javier Ortiz fue enterrado en el cementerio del poblado de Concha, parroquia Urribarrí, de donde era oriundo y habitaba. Se procedieron a efectuar los honores con la bandera a media asta y ascendió de oficial a oficial agregado. Sus compañeros de armas los catalogaron como sincero y humilde. «Uno de ellos pudo ser nosotros, nos duele porque arremeten contra una fuerza que impone el orden», refirió entre lágrimas una funcionaria.

Ortiz no dejó hijos. Mientras que hoy miércoles se espera el entierro de Chamorro en la parroquia Santa Cruz y quien será ascendido post mórten del grado de oficial agregado a oficial jefe. El funcionario dejó tres hijos en la orfandad producto de la unión con su esposa, y a quienes se le garantizará la manutención establecida en la Ley. El organismo estará de duelo cinco días, pero muchos de los oficiales comentaron llevar el luto de por vida.

Palabras clave
, ,

Comente