Recibió más de cinco impactos de bala

¡Muerte en el sur! «Sicariaron» a trabajador de PDVSA

15a
27 de agosto, 2017 - 12:08 pm
Mayerlin Barboza/[email protected]

El hombre viajaba junto a su nieto, de 2 años, quien resultó ileso. Tratando de evadir a la muerte chocó a otro carro e impactó contra una casa

Foto: Mayerlin Barboza

San Francisco Quince disparos retumbaron ayer a las 2:00 de la tarde en el sector Sierra Maestra.

Un hombre identificado como Richard Guerra, de 40 años, fue «sicariado» cuando viajaba a bordo de su camioneta por la avenida 11, con calle 11 del referido sector.

Guerra, quien era supervisor de la División de Producción, Control y Pérdida de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA), transitaba por la citada dirección a bordo de una Ford, modelo Super Duty, blanca, doble cabina, placas A97DA9A, cuando fue sorprendido por tres sujetos a bordo de un vehículo, marca Daewoo, modelo Lanus, color azul, cuyos tripulantes presuntamente venían rondándolo desde tempranas horas de la mañana e incluso desde hacía varios días atrás.

Caos en el sitio

Según testigos del hecho, el conductor del Daewoo le antepuso el carro a la Super Duty, emboscando a su víctima de frente, pero el agraviado notó el peligro que lo acechaba y optó por impactar el automotor con la camioneta, sacándolo del camino.

Sin embargo, no contó con que uno de los sicarios lograría salir del carro con pistola en mano y dispararle 15 veces.

Diez de las detonaciones entraron por la ventana izquierda de la parte trasera de la Ford, de las cuales más de cinco penetraron en la humanidad de Guerra; la acción  generó que éste perdiera el control y chocara contra un Dodge Aspen, de color azul, que estaba estacionado en la carretera.

Luego de la colisión, ambos vehículos irrumpieron abruptamente  en dos viviendas de la calle 11, una al lado de la otra.

Pudieron ser dos las víctimas

Junto al trabajador de la empresa petrolera estaba su nieto de 2 años de edad, quien afortunadamente resultó ileso.

Él en medio de su inocencia y los nervios que lo arropaban por el sangriento episodio que vivió, contó que su abuelo al iniciar la balacera lo abrazó y lo escondió debajo de sus piernas.

Al culminar el tiroteo vecinos del sector corrieron hasta la camioneta y socorrieron al niño, quien, según lo dicho, estaba impregnado de llanto. Acto seguido dieron aviso a la esposa y demás familiares del hombre, quien yacía ensangrentado e inerte sobre el volante de la camioneta que tenía asignada por PDVSA.

No disfrutó su última comida

Se supo que Guerra había salido de su casa en la avenida 10 de Sierra Maestra para comprar comida preparada a fin de llevar el almuerzo a su casa. En un primer momento su esposa lo acompañaba, pero la dejó en una farmacia cercana en donde laboraba, regresó a su casa y fue cuando recogió al pequeño.

Presunta venganza

Pese a que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) investigan si se trató de una venganza o de un acto de resistencia al robo, una hipótesis que acotó uno de los familiares de la víctima podría resolver el caso.

El allegado señaló a los sujetos que se dedican a robar el material estratégico de la empresa petrolera, ya que la labor de su consanguíneo era proteger a esa industria de su acecho.

Entretanto el cadáver fue levantado e ingresado a la morgue forense de LUZ para que se le practicara la autopsia. Se espera el resultado de la investigación que determine el móvil.

 

Comente