Se presume haya sido asesinado por su amigo. El CICPC investiga

Muere adolescente de un disparo en el rostro

SUC-200117-JOVEN ASESINADO LIBERTADOR-MAYERLIN BARBOZA (3)
21 de enero, 2017 - 9:49 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

Se manejan dos hipótesis accidentales; una es que su amigo le disparó y otra que se autopropinó el balazo

Foto: Mayerlín Barboza

Maracaibo — Un compartir entre amigos, luego de una mañana de clases, culminó en tragedia. En horas del mediodía de este viernes, el estallido de un balazo resonó en los oídos de los habitantes del barrio Libertador, avenida 93A, calle 79k, casa número 79k-76, parroquia Antonio Borjas Romero.

Un adolescente, de 15 años, fue la víctima fatal de este hecho, quien perdió la vida luego de que una bala impactara en su región maxilar derecha y saliera por su zona parietal izquierda.

Según lo dicho por los vecinos, el estudiante de tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa Santa Marta de Bethania, salió de clases y se dirigió hacia la casa de uno de sus compañeros, en la mencionada dirección, a fin de que éste le prestara un par de zapatos deportivos, para lucir en la noche. En la residencia no había ningún mayor, puesto que el amigo de la víctima, a quien apodan como «El Bebé», vive solo con su padre y éste viaja a diario hasta la ciudad de Maicao, Colombia, y regresa a altas horas de la noche.

Una de las hipótesis que se maneja es que el padre del presunto homicida dejó su arma de fuego a la vista, y el par de jóvenes la manipuló y accidentalmente el hoy occiso se autopropinó el balazo, acto seguido su acompañante salió de su hogar gritando «se disparó, se mató» y corrió a avisarle a la madre del inerte, quien reside en la calle 93B, del mismo sector, casa número 79M-47. Pese a esto otro de las conjeturas que habría que esclarecer, y la que cobra mayor fuerza, es que «El Bebé» fue quien accionó accidentalmente el arma, y asesinó su amigo, ya que según murmuros de residentes del lugar el joven habría declarado ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que —aunque por incidente— él fue el culpable.

La víctima era estudiante de la citada casa educativa, desde el 1er. grado de educación básica. Profesores de la misma lo describieron como  «un muchacho ejemplar, buen comportamiento y de excelentes calificaciones».

El muchacho fue traslado hasta la clínica La Familia, pero ingresó sin vida.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente