Delincuentes hacen de las suyas como sea

¡Qué Molleja¡ Hasta los bombillos se están robando

bombillos
7 de mayo, 2018 - 5:14 pm
Lorena Urbina

Ciudadanos expresan que ya no existe medida para asegurar sus bombillos, por lo que prefieren estar en penumbras

Foto: Raúl Rodríguez

Maracaibo– Los altos costos de los productos básicos ha desatado una ola de robos de todos los rubros, lo cual tiene como fin abastecerse de algunos productos a los que los ladrones no tienen acceso económico, pero eso no justifica el crimen.

En esta oportunidad, el equipo periodístico de QUÉ PASA se percató que algunas casas, en las noches, permanecen en total oscuridad, al consultar con sus habitantes estos respondieron que han decidido sólo mantener iluminados el interior de sus hogares, ya que cuando colocan bombillos en el exterior de estas, estos son robados o hurtados.

El costo de un bombillo incandescente de 100 watts (W)  (el más barato), puede variar entre 300 mil y 500 mil bolívares (bs), lo que para el asalariado significa, la mitad o casi la mitad del nuevo aumento del salario mínimo (una quincena). Mientras que una lámpara del tipo ahorradora de 16W, tiene un coste desde 1 millón de bs, hasta 2 millones 500, monto que el ciudadano común no puede costear.

Lea también: Un «ptj» y dos civíles detenidos por el asesinato del Cpbez Osvaldo Ramírez

El robo de iluminaria cada vez es más constante. La medida «antirobos»  que están utilizando los ciudadanos es de reguardar sus bombillos con una protección metálica que consta de un candado, que solo les funciona ocasionalmente porque incluso éstas son violentadas por los malhechores.

Zulma Reyes, residente del barrio Integración Comunal, declaró que ella aseguraba sus reflectores envolviéndolo con un hilo de alambre de cobre desde la rosca del sócate, para que cuando tocaran éstos mientras están encendidos les dé corriente y así desistan del robo, pero tampoco le resultaba ya que esto los enojaba y le rompían los mismos.

 

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente