Denuncia

«Mi casa es patrimonio cultural y se está cayendo a pedazos»

3C
1 de agosto, 2016 - 11:29 am
Génesis Rosario / [email protected]

El sargento se pregunta a quién tiene que acudir, ya que «la Gobernación y la Alcaldía están sumisos» ante su problema, Magallanes solo pide que le digan a quién debe solicitar la ayuda

Foto: Cortesía

Maracaibo — El sargento segundo de la Milicia, Carlos Enrique Magallanes, en visita al diario QUÉ PASA, denunció que su vivienda se «derrumbó completamente» el pasado viernes. Magallanes, quien vive junto a otras personas en una casita, ubicada en la calle 89E de la avenida 7 en Bella Vista, diagonal a la famosa esquina roja, pide a los organismos del estado Zulia que lo ayuden en su situación.

Indicó que por ser una de las casas patrimoniales, la cual se encuentra en la misma acera de los cepillados de Jesús Ríos, nunca le habían hecho ningún cambio, y desde que comenzó a ver el desgaste de la vivienda se dirigió a los organismos competentes para solicitar ayuda, pero desde el 2004 que inició esta lucha nadie le ha tendido una mano.

«Yo le hice una carta el año pasado al arquitecto Tito Meleán, presidente del Centro Rafael Urdaneta de Maracaibo, pidiéndole ayuda y él quedó que nos iba a inspeccionar la casa, pero luego dijo que no había presupuesto… empezaron a darle vuelta y nunca nos dieron nada», destacó Magallanes.

El sargento se pregunta a quién tiene que acudir, ya que «la Gobernación y la Alcaldía están sumisos» ante su problema, Magallanes solo pide que le digan a quién debe solicitar la ayuda, ya que desde hace diez años está pidiendo solución a su problema y nadie se la ha prestado. Por otro lado, el sargento segundo indicó que en la casa vive una mujer discapacitada y necesita un lugar seguro para vivir, por los momentos siguen «sobreviviendo» en una parte de la casa que «aún permanece en pie».

Asimismo, Magallanes indicó que no está realizando estas declaraciones para ganar fama o denigrar a las instituciones públicas. «Solo busco una ayuda para mí y las personas que viven en esta casa, somos ciudadanos como todos, solo queremos vivir tranquilos y en paz los años que nos quedan de vida».

De igual manera, señaló que la importancia cultural de su vivienda «son el último bastión cultural, debemos cuidarlas y atenderlas».

Comente