Messi y Neymar: partido fratricida

8 y 9 E 1 - (Silueta) AFP
10 de noviembre, 2016 - 8:05 am
Agencias

En solo tres meses, Edgardo Bauza pasó de lograr la vuelta de Messi a la selección, y de debutar poniéndola líder, a conducirla a la sexta plaza, fuera de los puestos para la próxima Copa

Foto: Agencias

El 8 de julio de 2014 Brasil cayó al vacío. La humillación ante Alemania en el Mundial descubrió a una Seleçao aterrorizada, que perdió la luz y el alma hasta que Tite la rescató. Ahora vuelve al Mineirao para enfrentarse a Argentina dispuesta a enterrar a sus fantasmas. La undécima fecha del premundial será mucho más que eso para ambas selecciones. Será la del clásico de mayor rivalidad del fútbol sudamericano, la que enfrente a Messi y Neymar, y la que podría despertar en la Albiceleste la pesadilla de 1970.

Rutas opuestas

Aquel fue el último año en el que la poderosa Argentina quedó fuera de una Copa del Mundo y ya hay quien alerta de que si la bicampeona no endereza el rumbo, la recta final hacia Rusia 2018 puede convertirse en un calvario.

Pero este apretado premundial es una montaña rusa. En solo tres meses, Edgardo Bauza pasó de lograr la vuelta de Messi a la selección, y de debutar poniéndola líder, a conducirla a la sexta plaza, fuera de los puestos para la próxima Copa.

Mientras, por el carril contrario, Brasil escapaba a toda velocidad de sus dos años en el infierno lanzada por los cuatro triunfos con los que comenzó la era Tite.

Messi y Neymar

Pero en esta inversión de trayectorias faltaba un pasajero: Lionel Messi. «Hoy Messi es el mejor», afirmó rotundo Tite cuando anunció su lista para el superclásico. Y en la Seleçao nadie lo duda. Durante el desplome de Argentina, cuando a esta generación harta de que la fortuna le saque la lengua comenzó a deambular errática, no estaba él. Las cartas se levantarán este jueves cuando, a las 7:45 de la noche, ambas selecciones salten al gramado del Mineirao: Argentina con su futuro en juego y Brasil con su pasado enfrente.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente