Vivían peleando por la herencia

Mató a su hermano por unas simples sillas

14 B
13 de diciembre, 2016 - 9:05 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

El atroz hecho ocurrió el pasado domingo en la tarde, en plena vía pública, a pocos metros de la mencionada vivienda, ubicada en el sector Manzanillo, calle 11 con avenida 23 del municipio San Francisco

Foto: Kendry Borgues

San Francisco — La ambición no tiene limites. Mario Rafael Rangel (35), acabó a puñaladas con la vida de su hermano, Nestor Jesús Rangel por unas vulgares sillas plásticas y por la casa que les había dejado su padre como herencia, tras marcharse fuera del país con una de sus hermanas.

El atroz hecho ocurrió el pasado domingo en la tarde, en plena vía pública, a pocos metros de la mencionada vivienda, ubicada en el sector Manzanillo, calle 11 con avenida 23 del municipio San Francisco.

Un vecino de la zona, quien prefirió guardar su identidad, manifestó que Mario llegó a la residencia en cuestión, bajo los efectos del alcohol, para llevarse las cuatro sillas, pero Néstor, quien también tomaba licor, se lo impidió al tiempo que le decía que la casa era de él y empezaron a discutir fuertemente.

Mario tomó un cuchillo e hirió a su hermano en dos oportunidades, la primera en la mano y la segunda fue la estocada final, puesto que le enterró el puñal en el corazón, dejándolo tirado en el pavimento.

Vecinos y familiares de inmediato auxiliaron a Néstor y lo trasladaron al Hospital Doctor Pedro Irturbe, donde falleció al entrar al quirófano.

Mientras tanto, Mario fue amarrado por un sobrino y dos residentes hasta que llegaron funcionarios de la Policía de San Francisco y practicaron su detención.

 

Comente