La población se encuentra enfocada en ver cómo subsisten

Maryclen Stelling: El pueblo quiere apostar por una «nueva opción política»

maryclenstelling_1512
11 de diciembre, 2016 - 5:53 pm
María Álvarez / mariaalvarez@quepasa.com.ve / Con información de: El Universal

Para Stelling la mesa de diálogo entre el oficialismo y la oposición «fue una especie de show para cumplir con las masas»

Foto: Agencias

Caracas. – La analista de medios y  socióloga Maryclen Stelling, aseguró este domingo en el programa José Vicente Hoy transmitido por Televen, que debido a la crisis económica que vive el país, ha habido un proceso de despolitización en la población que actualmente se encuentra enfocada en ver cómo subsisten y sobreviven.

Manifestando así que a pesar de la incitación abierta de la oposición para atraer a la violencia, la población se aboca a la preocupación familiar y en tratar subsistir.

Aunque Stelling aplaudió el «importante proceso de inclusión» que a su juicio ha logrado la denominada revolución bolivariana, advirtió que la crisis ha mermado los beneficios de aquellas personas que probaron ser de clase media, pero que han retrocedido en sus logros y que, siendo sectores despolitizados, «votarían en contra de la actual gestión» gubernamental.

El Presidente de Hinterlaces, Oscar Schemel, quien también estuvo presente en el programa televisivo, manifestó que  el enfoque en sobrevivir se ha convertido en el principal motivo que conlleva a que un 51% de los venezolanos no apoyen a ninguno de los bandos.

Stelling advirtió, por otra parte, que el incremento de quienes no están ni con el Gobierno ni con la oposición, estimado según Schemel, podría configurarse como una importante fuerza política posiblemente liderada por el gobernador del estado Lara, Henri Falcón, a quien considera como un candidato apto «para cualquier posibilidad presidencial».

Por otra parte, mencionó que la mesa de diálogo entre el oficialismo y la oposición «fue una especie de show para cumplir con las masas», el papa Francisco y la comunidad internacional, por lo que estima que la misma languidezca el próximo año.

Asimismo, calificó dicho como un frente de confrontación en lugar de diálogo y estimó como un sin sentido decir que se iba a dialogar cuando en el «fondo se ha exacerbado el deseo» de no hacerlo, considerando además que no están dadas las condiciones en las mesas de trabajo por los  puntos irreductibles presentados por ambos sectores.

Sin embargo, argumentó que es posible que se realice un encuentro «tras bastidores» y menos mediático entre ambos sectores políticos.

A su juicio explicó que el Gobierno debe concentrarse en la Agenda Económica Bolivariana para trabajar conjuntamente con el sector privado y resolver los problemas actuales de la población que le permitan «garantizar los triunfos electorales de la revolución».

En ese sentido, «Las narrativas que ha construido la oposición sobre las causas de la crisis han tenido mayor aceptación social que las narrativas que ha construido el chavismo sobre las causas de la crisis». No obstante, coincidió con Schemel en que el chavismo sigue siendo la principal fuerza política del país.

Para Stelling las «dos medias» que existen en el país de «mala gestión» por parte de la oposición y de la «guerra económica» por parte del chavismo alejan al ciudadano común de las propuestas de cada una y lo llevan a apostar por una «nueva opción política».

Aseveró que la población se avoca a escenarios electorales para manifestar su decisión de consolidar la actual gestión presidencial o de «salir de Maduro», con la finalidad de solventar la crisis actual del país, que permita mejorar «el abastecimiento de rubros y solucionar los problemas».

Mencionó que el «chavismo duro» no está muy conectado con la realidad política y económica que vive el país actualmente debido a que «se ha concentrado en un pasado reciente, en la figura mítica de Chávez, en añorar los primeros años de Chávez y eso lo desconecta de alguna manera con el momento que se está viviendo porque se mira al pasado reciente».

Comente