Familiares de la infortunada contaron las agresiones que sufrió por parte de la asesina prófuga

«Maira vivió toda su relación marital rodeada de amenazas»

15a
29 de junio, 2017 - 10:08 am
Wilson Alvarado / [email protected]

CICPC ha allanado dos apartamentos en busca de la criminal. Interpol activó alerta roja en terminales y aeropuertos para que no se fugue

Foto:  Wilson Alvarado / Cortesía

Maracaibo — El saberse desterrada del mundo amoroso de su expareja Luis Leal,  tenía atormentada a la criminal Giorgia Sikiu Castillo Rueda (31). Vivía incrustada, como una sombra, en la relación amorosa que su exesposo había establecido con su nueva conquista, Maira Alejandra Lugo  (27).

Las agresiones de Giorgia no tenían límites. Amenazaba a Maira, a quien veía como su rival, en donde se la topara. Llegó hasta el extremo de hacer un show «celopata» en medio de un velorio, indicaron ayer en las afueras de la morgue, los parientes de Maira.

Los deudos aseguraron que la asesina buscaba cualquier excusa para acercarse al edificio Tuy, ubicado en la calle 75,  parroquia Olegario Villalobos, donde consumó su maldad, el pasado martes, asesinando de varias puñaladas a Maira. Allí, donde corrió la sangre, viven los hijos de 9 y 7 años  que Giorgia tuvo con Luis, a quienes entregó a su padre, cuando decidieron separarse en el 2013.

El ir a ver a sus pequeños era la excusa de Giorgia para merodear   el edificio y lanzar sus insultos y sentencias de muerte. Su verdadera intención era buscar el momento exacto para consumar su maldad, sentenciaron los deudos, quienes aseguraron que Maira no fue la culpable del quebranto de esa relación. «Cuando mi prima se metió a vivir con Luis, ya él tenía dos años separado de Giorgia», manifestó Belkys Olivares, prima de la fallecida.

Lea también: Pasional: Asesinó a la mujer de su exmarido

¿Planificaba la muerte?

Las indagaciones hechas por uniformados del CICPC dan como resultados que la homicida, presuntamente, venía planificando la muerte de su «rival». En las declaraciones de los testigos que vieron a Giorgia marcharse después de cometer el crimen, reflejan que en algunas ocasiones la desequilibrada mujer llegaba a la planta baja del departamento y les preguntaba a los conserjes  cuánto tiempo le faltaba a Maira para dar a luz a la criatura de siete meses, a quien también mató, cuando apuñaló a Maira.

Los detectives a cargo del caso indicaron que la víctima le abrió la puerta a la muerte. Presumen que Giorgia llegó al sexto piso y tocó la puerta del departamento 6B, la cual presumen que fue abierta por Maira, sin imaginarse que iban por ella y no por las criaturas, quienes para el momento del homicidio se encontraban en el colegio.

Luis,  según las indagatorias policiales, para el momento del crimen estaba en su local comercial. Se enteró del hecho por medio de una vecina que le notificó la irregularidad. Este hombre, quien fue la disputa del amor de una mujer enfermiza, según los detectives del CICPC, no guarda relación ni complicidad en el deceso.

Allanamientos y alertas

Hasta el momento, la criminal Giorgia, está evadida de la justicia. CICPC ha allanado dos edificios: Uno en el sector La Lago, donde vive la madre de la implicada; y otro en la residencia de Giorgia, ubicada en el sector Arismendi. Sobre ella todo es incierto. Interpol dictó alerta roja en las terminales y aeropuertos del país para impedir su fuga, como temen los deudos de Maira, quienes aseguraron que la asesina, estudiante de medicina, es una mujer pudiente que cuenta con los recursos para irse del país.

Palabras clave
, , ,

Comente