Orígenes de la vieja ciudad

Los Haticos alberga la iglesia más antigua de Maracaibo

iglesia de maracaibo
30 de septiembre, 2016 - 10:41 am
Elienne Contreras / [email protected]

Este ícono religioso y cultural de la zulianidad recibió el año pasado la orden Rafael María Baralt, por ser el templo más antiguo de Maracaibo

Foto: Cortesía

Maracaibo — Una historia no tan conocida, excepto quizás entre los moradores de Los Haticos, es la de la iglesia Santo Cristo de Aranza, ubicada en la calle 110 con avenida 17 del sector Los Haticos.

Esta iglesia vio nacer y crecer a Maracaibo, aunque pueda que no se le dé el crédito. Inaugurada el 14 de marzo de 1813 por un religioso y comerciante proveniente de Galicia llamado José Díaz Varela, fue construida sobre una loma en terrenos de su propiedad donde tenía una casa de campo que era conocida como Hato Mirasol.

«El templo surgió como un obsequio de Don José para su hijo, el presbítero José Manuel Díaz Varela y Hevia», según lo reseña el investigador Juan Bresson, en su libro Historia del estado Zulia.

Hallazgo

Sin embargo, la trama dio un vuelco cuando algunos años más tarde —específicamente en 1830—, el párroco de la iglesia, padre Teolindo Vale, encontró bajo unas losas en el despacho del templo, un antiguo documento.

Resultó ser una crónica con fecha de 1535 escrita en latín por el padre Fernando Matos Árraga, quien fue párroco mayor de la misión que acompañó al conquistador alemán Ambrosio Alfínger, fundador de Maracaibo.

La más antigua

Dicha crónica fue traducida tardíamente al castellano entre 1937 y 1939, y relataba que el padre Árraga conjuntamente con Alfínger, había llegado a las playas de Los Haticos en 1529 por el naufragio de un galeón español que viajaba a una isla del Caribe, trayendo consigo de Aranzazu (España) la imagen de un cristo tallado en madera de tamaño humano.

El padre Alfonso Rodríguez, actual párroco de la parroquia Cristo de Aranza, explicó a QUÉ PASA, que según el documento, la iglesia se construyó en 1535 para resguardar la imagen del cristo. Los indios que habitaban esa zona en el siglo XVI, acogieron la figura en su primitiva comunidad, y con barro, caña y techos de palmas, Matos Árraga fundó el lugar que sería reconstruido e inaugurado nuevamente. (Esta fue la de 1813 por Don José Díaz).

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente