El victimario, nervioso, confesó el crimen: «Yo lo maté, no lo quise hacer»

Lo asesinó su «mejor amigo» por cobrarle una deuda

familiares-sucesos-morgue-alfredo-chinaleong
21 de agosto, 2016 - 11:21 am
Wilson Alvarado / [email protected]

La sangre quedó esparcida en el sector Indio Mara. Familiares trasladaron el cuerpo hasta un CDI, donde llegó sin vida. El agresor se encuentra detenido en el CICPC-El Moján

Foto: Alfredo Chinaleong

Maracaibo — La noche del pasado viernes transcurría con normalidad, cuando una detonación acabó con la vida de un joven, quien reclamó una deuda de dinero a su «mejor amigo», y éste como pago le truncó la vida de un disparo en el abdomen.

14-A1

Andy Gregorio Finol Finol (19), se encontraba compartiendo con sus familiares en su residencia, ubicada en el sector Niño Bolivariana, municipio Mara. Eran las 8:00 de la noche, cuando su verdugo, un «mejor amigo» identificado como Ivis Castillo (20), lo invitó a hacer una «vuelta» que lo llevaría directo a la muerte.

Andy, sin saber el plan macabro que tenía en mente Castillo, decidió seguir su rumbo. Los hombres transitaban por la avenida principal del sector Indio Mara. Allí, el hoy occiso decidió cobrarle a Castillo una deuda económica, acción que molestó al victimario.

Ambos se fueron a los golpes, los cuales quedaron marcados en sus cuerpos, al igual que la sangre derramada por la brutal acción. Luego de una agotadora lucha, Castillo sacó de su cintura una pistola y sin mediar palabras accionó su gatillo en el abdomen de su compañero, quien cayó tendido sobre su charco de sangre.

Sin compasión

El victimario, ante lo sucedido, corrió hasta la casa del infortunado y notificó lo sucedido. «Fuimos asaltados, nos golpearon y le dispararon a Andy», aseguró para encubrir su crimen.

De inmediato los familiares corrieron hasta el sitio del hecho. Cargaron el cuerpo encharcado de sangre y lo trasladaron hasta el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) El Moján, donde ingresó sin signos vitales.

Una comisión conformada por funcionarios del CPBEZ, CICPC y la GNB, llegaron al centro asistencial para verificar lo ocurrido.

Ante la presencia policial, Castillo se puso en actitud sospechosa. Caminaba de un lado a otro y vociferaba palabras entrecortadas.

«Yo lo maté, no lo quise hacer»

La expresión quedó grabada en la mente de un familiar, quien escuchó la frase entre los labios. Sin dudar, denunció a Castillo ante los oficiales, quienes lo interrogaron en el centro de salud, donde confesó el cruel crimen: «Yo lo maté, no lo quise hacer».

El hombre fue apresado y trasladado al CICPC, subdelegación El Moján, mientras el cadáver de su compañero de rumbas era trasladado a la morgue de LUZ, donde su padre Oswaldo Finol, y Alfonso Montiel, tío del infortunado, con rostros cabizbajos se lamentaban la pérdida del menor de cuatro hermanos.

Funcionarios ligados al caso manifestaron que Castillo luego de cometer el asesinato escondió el arma en la vivienda de un hombre que reside en el sector La Chinita, quien será investigado por la justicia.

Palabras clave
, , , ,

Comente