La víctima fue hallada, por el CPBEZ, en estado de putrefacción

Lo apuñalaron y lo lanzaron en una trilla

15a
30 de junio, 2017 - 3:24 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Los detectives del CICPC presumen una venganza en el hecho sangriento

Foto: Referencial

Mara — Boca abajo y sobre un manto de sangre coagulada fue hallado, el pasado miércoles, el cuerpo sin vida de Wilmer Antonio Soto Ballestero, de 35 años de edad, quien fue asesinado de múltiples puñaladas.

El dantesco crimen fue localizado por los moradores del sector El Taparo, avenida  principal de Cachirí, parroquia Guajira, del municipio Mara. Un olor putrefacto alarmó a los residentes de la zona, quienes preocupados por el desagradable olor, buscaron de dónde provenían.

Los curiosos no cesaban en su cometido, cuando a la 1:00 de la tarde localizaron el cadáver de Soto, amordazado, estrangulado y con múltiples puñaladas en distintas partes del cuerpo.

La zona del crimen fue colmada por decenas de curiosos. La noticia corrió en el sector, hasta que llegaron a los oídos de los deudos del infortunado, quienes llegaron a la escena y reconocieron el cuerpo de su familiar.

Funcionarios de la policía regional resguardaron el sitio de la muerte. Horas más tarde, una comisión de la policía científica llegó al sitio, colectó las evidencias y entrevistó a los familiares de Soto para indagar el entorno social, familiar y laboral de la víctima.

Hasta el momento, el móvil que cobra mayor fuerza es la venganza, pero los detectives no descartar otras hipótesis en el crimen.

El cadáver fue trasladado a la morgue de la localidad para la autopsia.

Palabras clave
,

Comente