Sus homicidas no le perdonaron la vida

Le cayeron a «plomo» por identificar a unos asesinos

B
3 de diciembre, 2016 - 10:17 am
Edwin Urdaneta / [email protected]

Según su familia el hombre era consumidor y distribuidor de drogas. En ocasiones era ayudante en un servicio funerario

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago — Por dedicarse a vociferar que habría identificado a dos homicidas, fue ultimado cuando se disponía a comprar sustancias estupefacientes y sicotrópicas. El hecho ocurrió en la calle del sector Carlos Andrés Pérez del municipio Colón.

Fuentes allegadas a la familia han asegurado que William Enrique Campo, de 34 años, conocido como «El Chapolo», sabía quiénes habrían perpetrado un homicidio en la zona sur de Santa Bárbara de Zulia el año pasado, y, por lengua suelta lo sentenciaron a muerte.

Personas de la tercera edad que ayer viernes tomaban café vieron cuando dos sujetos, a bordo de una motocicleta Jog Nex Zone negra, llegaron hasta la esquina donde Campo tomaba aguardiente.

Sin mediar palabras

El parrillero bajó de la unidad y le asestó tres impactos de bala en la cabeza a quemarropa.

El estruendo ocasionó que más vecinos salieran de sus cuartos a medio vestir y sin cepillarse los dientes. Al cabo de unas horas, posterior al traslado de «El Chapolo» al hospital Santa Bárbara, en una patrulla de Policolón, conocieron que había muerto.

El infortunado era consumidor y distribuidor de drogas, reconocido así por su propia familia quienes sin identificarse estaban conscientes que la muerte para William estaba cerca, más no sabían que era en pleno inicio de la Navidad. Se dedicaba, en ocasiones, a laborar como ayudante de un servicio funerario, donde ayer fue otro cadáver más que sus amigos debieron preparar para velar. Residía con su madre y una sobrina. Era el menor de seis hermanos y dejó dos hijos huérfanos de 10 y 6 años respectivamente.

 

 

Comente