La ofensiva se lanzó después de que la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington anunciara la creación de una «fuerza fronteriza»

La ofensiva turca contra las milicias kurdas en el norte de Siria

eeeeeeeeeeeeeee
18 de marzo, 2018 - 2:07 pm
Madelein Faría / AFP/ [email protected]

 

Foto: Agencias

Siria – El ejército turco lleva a cabo desde el 20 de enero una ofensiva en el norte de Siria contra una milicia kurda, las Unidades de Protección Popular (YPG), considerada como «terrorista» por Turquía, pero aliada de Estados Unidos en la lucha contra los yihadistas.

La ofensiva se lanzó después de que la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington anunciara la creación de una «fuerza fronteriza» compuesta sobre todo por combatientes kurdos, un proyecto que suscitó el enojo de Ankara.

A continuación, la cronología de la operación turca.

– Rama de olivo –

El 20 de enero, Turquía lanza una ofensiva terrestre y aérea bautizada ‘Ramo de Olivo’ contra las YPG en la región de Afrin. Considera que estas milicias son la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que libra una guerra de guerrillas en el sudeste de Turquía desde hace más de 30 años.

Damasco condena “la brutal agresión de Turquía”, en tanto que Rusia se declara «preocupada». La milicia kurda declara que «considerará a Rusia responsable de estos ataques al mismo nivel que Turquía».

– «Legítimas» –

El 21 de enero, los tanques y los militares turcos entran en la región de Afrin. El primer ministro turco dice que el objetivo es establecer una “zona de seguridad” de 30 km a partir de la frontera.

El Departamento de Estado estadounidense pide “moderación” a Turquía. Pero el secretario de Defensa, Jim Mattis, asegura que Ankara previno a Washington antes de lanzar su operación y estima que las preocupaciones de Turquía sobre su seguridad son “legítimas”.

– Acuerdo con Rusia –

«La cuestión de Afrin se solucionará, no habrá marcha atrás […] Hablamos con nuestros amigos rusos, tenemos un acuerdo», declara el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición kurdo-árabe compuesta principalmente por elementos de las YPG, llaman a la coalición internacional a «asumir sus responsabilidades».

El 23 de enero, las autoridades kurdas piden una «movilización general». Se registran enfrentamientos entre fuerzas turcas y combatientes kurdos, con ataques aéreos de Ankara.

– Roces entre Washington y Ankara –

El presidente estadounidense, Donald Trump, «exhorta a Turquía a reducir y limitar las acciones militares» y pide a su homólogo evitar «acciones que puedan generar conflictos entre fuerzas turcas y estadounidenses», según la Casa Blanca.

El 25 de enero, fuentes oficiales turcas contestan esta versión: «El presidente Trump no expresó preocupación acerca de una escalada de la violencia» en Afrin.

El 26, Erdogan amenaza con ampliar la ofensiva: «Limpiaremos Manbij de terroristas […]». Un día después, Turquía pide a Estados Unidos retirar sus militares desplegados en Manbij, otra ciudad del norte de Siria.

El 16 de febrero, Estados Unidos y Turquía acuerdan trabajar «juntos« con la búsqueda de una solución para Manbij “como prioridad”.

– El ejército turco entra en Afrin –

El 20 y 21 de febrero, fuerzas leales al régimen sirio se despliegan en el enclave kurdo. Turquía afirma que considera un «blanco legítimo» cualquier grupo que acuda en ayuda de las YPG. El día 26 despliega unidades de las fuerzas especiales de la policía.

El 8 de marzo, las fuerzas turcas y los grupos rebeldes pro-Ankara toman el control de la ciudad de Jandairis.

Una vez que Afrin esté «limpia de terroristas, limpiaremos también Manbij, Ain al Arab [nombre árabe de Kobane], Tal Abyad, Ras al Ain y Qamichli», declara el presidente turco.

Afrin queda rodeada, con excepción de un corredor usado por los civiles para huir. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), más de 200.000 civiles huyen de la ciudad entre el 14 y el 17 de marzo.

El sábado 18, las fuerzas turcas y sus aliados sirios entran en Afrin. Más de 1.500 combatientes kurdos han muerto en dos meses de ofensiva, de acuerdo con el OSDH.

El presidente turco afirma que los combatientes sirios apoyados por Ankara tienen el control «total» del centro de la ciudad de Afrin.

 

Fuente: AFP

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente