Venezuela, con la mirada hacia el horizonte

La nanotecnología, una ruta hacia el desarrollo (+Fotos)

nanotecnologia 2
25 de enero, 2017 - 12:00 pm
Isabel Perozo / Prensa Iclam

Apuesta por el impulso de este método de producción de nuevos materiales para obtener una serie de beneficios importantes en las áreas de salud, energías limpias y remediación de aguas, por solo mencionar algunos ejemplos

Foto: Agencias

Por sus múltiples usos en diversas áreas del quehacer humano, la manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas conocida como nanotecnología, ha cobrado una importancia real que se eleva de forma exponencial en la medida en la que se ha ido haciendo visible en la cotidianidad urbana. En Venezuela, un grupo importante y cada vez más creciente de expertos, opina que la nanotecnología no solo es posible promoverla, también debe ser fomentada como un área productiva tecnológica prioritaria para nuestro país.

En efecto, la iniciativa nacional para el desarrollo de la nanotecnología apuesta por el impulso de este método de producción de nuevos materiales para obtener una serie de beneficios importantes en las áreas de salud, energías limpias y remediación de aguas, por solo mencionar algunos ejemplos.

Sin embargo, todo el potencial científico concentrado en el personal capacitado por el Estado venezolano gracias a convenios de cooperación internacionales, así como la materia prima existente en el país en minerales como el carbón o el silicio, no han sido aprovechados adecuadamente para la creación de una rama industrial dirigida a producir nanopartículas en las cantidades necesarias para la inserción de Venezuela en el mercado internacional como proveedor tanto de materia transformada, como de insumos para la fabricación de objetos con estos pequeños compuestos.

Nanociencia, nanotecnología y sus usos en la vida cotidiana

El profesor Carlo Guerrero, posdoctorante en la Universidad Autónoma de Madrid, resume de manera sencilla las diferencias entre nanociencia y nanotecnología. En tal sentido, la nanociencia es un área del conocimiento científico que reúne varias disciplinas de la ciencia, como son la química, la física, la biología y la ingeniería; su principal objetivo es el estudio de las leyes y procesos que suceden a una escala de unos cientos de átomos, mientras que la nanotecnología, se dedica a la aplicación de estos conocimientos en lo que se conoce como ingeniería de materiales que se observa en la existencia por ejemplo, de los teléfonos inteligentes, dimensiones de los televisores pantalla plana, dependen del desarrollo de materiales a través de la nanotecnología.

En otro aspecto de la vida como lo es la salud, la nanotecnología dispone el uso de nanopartículas en el área médica especialmente en el diseño de nuevos sistemas para el transporte de ciertos fármacos así como para tratamientos alternativos contra varias enfermedades, entre ellas el cáncer,  todo esto según el reporte que hacen los científicos Andrea Angulo y José Arévalo pertenecientes al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic).

Entre otras posibilidades, la implementación de nanopartículas mezcladas puede servir para crear el nanocemento, cuya resistencia es superior a la del cemento común de igual forma, es conocido el uso de fulerenos (esferas de 60 átomos de carbono), destinados a la industria cosmética para evitar los efectos de los radicales libres y de esta manera frenar el envejecimiento de la piel.

«Si no lo haces, alguien lo va a hacer por ti»

José Fermín, miembro de la Sociedad Venezolana de Física y uno de los promotores más entusiastas en el estado Zulia de la nanociencia, indica que para poder pensar en el ingreso de Venezuela al mercado internacional destinado a la creación de dispositivos electrónicos, deben realizarse una serie de inversiones en el área científica que podrían requerir la vinculación mediante convenios de cooperación con potencias como China, y la aplicación de criterios de reinversión de las ganancias obtenidas en cada fase del proceso para progresivamente poder levantar esa industria venezolana dedicada a la venta de nanopartículas y nanotubos de silicio o de carbono, y en un futuro dedicar esa industria al diseño y construcción de materiales y equipos con utilización de nanomateriales.

El primer eslabón de una de estas cadenas productivas, consiste en la mezcla del carbón con el silicio para a través de un proceso químico extraer una piedra que en el mercado internacional está valorada entre 1 a 2 dólares por kilo, es decir, que de una tonelada de silicio se podrían obtener hasta 1.000 dólares aproximadamente.

Por otra parte, el carbón que actualmente se extrae desde las minas Norte, y Paso Diablo, ambas pertenecientes a la Cuenca del Guasare, se vende por tonelada en 80 dólares, si se pudiera, a través de todos los procesos adecuados convertir en grafeno y finalmente en nanotubos de carbono, su cotización en el mercado internacional sería de $1.000 el gramo para el caso de nanotubos de carbono de alta pureza.

nanotecnologia

En Venezuela, se puede

Aun cuando todavía el desarrollo de la nanotecnología luce en Venezuela muy incipiente, el interés de la comunidad científica va creciendo y se manifiesta en las diversas alianzas que se han creado para poder impulsar la investigación y aplicación a escala «nano» con miras a colocar a nuestro país en una posición más relevante en el contexto internacional.

Ha sido desde las universidades, los institutos de investigación como el Ivic y el Instituto Zuliano de Investigaciones Tecnológicas (Inzit), adscritos al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, desde donde se han organizado las iniciativas de investigación sobre nanotecnología, el cual, si bien aún no ha trazado una política pública destinada al impulso de la nanotecnología, ha privilegiado el financiamiento de proyectos mediante el direccionamiento de recursos por Locti.

Estos esfuerzos han agrupado a 473 científicos de diversas áreas (física, química, ingeniería) en lo que se conoce como Red Venezolana de Nanotecnología (RedVNano), la cual ha promovido desde el año 2009, una serie de escuelas de nanociencia y nanotecnología (Enano), así como la creación de una maestría interinstitucional en nanotecnología, aprobada por el Ivic y la Universidad Simón Bolívar. Forman parte de esta red instituciones como PDVSA, Sidor-CVG y Venalum.

Sin embargo, el principal reto es el desarrollo de sistemas de protección de ideas o patentes y el apoyo en el financiamiento de desarrollos industriales que podría obtenerse a través de los ingresos petroleros así como de convenios de cooperación internacionales como los de cooperación científica con Francia o de transferencia tecnológica con China.

nanotecologìa

De la idea a la realidad, el proceso de producción «nano»

El método más empleado es el «down to top», es decir, la síntesis de materiales que se obtiene mediante bloques moleculares de construcción, por otra parte, los nanotubos de carbono se obtienen mediante ablasión láser, deposición química en fase de vapor, arco de chispa y reacciones hidrotérmicas, para el caso de las nanoesferas estas se obtienen mediante sistemas de coagulación o polimerización controlada y las nanopartículas magnéticas se obtienen a partir del uso de métodos como: descomposición térmica, coprecipitación, entre otras, de acuerdo a la aplicación que se desea obtener. Todos estos métodos son ensayados en los laboratorios del Ivic a pequeña escala.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente