Después de un año y medio volvió a jugar fútbol

Juan Sebastián Cortina, más que una historia de vida, un ejemplo a seguir

Captura SILUETAAA
2 de marzo, 2018 - 3:39 pm
Andrea Nava / [email protected]

El joven jugador forma parte de las filas de Titanes Fútbol Club, equipo de la región que hace vida en la Segunda División. Cortina llegó este año a Venezuela para jugar nuevamente al fútbol después de año y medio imposibilitado

Foto: Agencias

El fútbol guarda muchas historias de vida, tantas que ni da para imaginar.

He leído y escuchado gran cantidad de relatos en el deporte sobre sueños, esfuerzos, superaciones y pare de contar. Pero esta vez seré yo la que relatará una historia de vida y por supuesto que será de un jugador.

Historias como las de él hay muchas, sí, pero a mí como periodista se me presentó la oportunidad de contarla.

Se trata de Juan Sebastián Cortina, un futbolista colombiano que está por cumplir apenas 20 años.

El joven jugador forma parte de las filas de Titanes Fútbol Club, equipo de la región que hace vida en la Segunda División. Cortina llegó este año a Venezuela para jugar nuevamente al fútbol después de año y medio imposibilitado.

Una noticia inesperada

La vida de Juan Sebastián dio un giro inesperado. La rutina pasó de una cancha a un consultorio médico, pues al joven jugador le diagnosticaron un tumor en uno de sus testículos a los 16 años.

A los 17 fue operado pero luego unos exámenes arrojaron que la enfermedad se había propagado, convirtiéndose en un cáncer maligno.

«Se acabó mi carrera. Todo mis sueños se perdieron», fue lo primero que pensó Juan Sebastián tras conocer la terrible noticia.

Pero su familia, en especial sus padres, le brindaron todo el apoyo e hicieron los procesos requeridos en Colombia para combatir la enfermedad.

«Mi familia y Dios era lo que me daba fuerzas», detalló.

El futbolista tuvo que someterse a quimioterapias y operaciones para luchar contra el cáncer. «Cuando me ponía débil, yo decía entre mí que tenía que aguantar porque sino me moría. Tengo que meterle ganas, y lo más que pensaba era en volver a jugar», contó Cortina.

Estudiar fue la opción que escogió para no alimentar la enfermedad. «Si me quedaba en casa era peor para mí, para mi enfermedad. Podía decaer».

Juan Sebastián sigue estudiando a distancia Administración de Empresas.

«Veo la vida más hermosa»

Después de batallar y batallar con tratamientos durante 28 quimioterapias y dos operaciones, Juan Sebastián pudo vencer la enfermedad y hoy, con 19 años, ve la vida más bonita. «Ahora veo la vida diferente. Cada vez estoy más claro de que Dios me tiene para grandes cosas porque en ese momento yo tenía miedos y temores pero ahora veo la vida hermosa», dijo.

Al mal tiempo, buena cara

«Al principio me decaí pero siempre tenía una sonrisa en la cara, siempre me reía. No podía demostrarle a mis papás que estaba triste porque sino ellos se deprimían y no era la idea», aseguró Juan Sebastián. «La clave es mantenerse fuerte y con buena actitud», agregó.

«El que se echa a morir, se muere», recapacitó el jugador.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente