Sus compañeros de clases cargaron la urna en todo momento

Jesús David fue despedido entre lo que le apasionaba: los autos

tkl
19 de febrero, 2018 - 11:56 am
Madelein Faría / [email protected]

Ayer los motores de diferentes autos modificados «rugieron» en la calle donde velaban al estudiante. De extremo a extremo la música «retumbaba», sus canciones favoritas sonaron para darle el último adiós

Foto: María Alejandra Pérez

San Francisco — Escenas de dolor se vivieron ayer en horas de la mañana en la calle 27 con avenida 13 del sector San Benito, parroquia El Bajo, municipio San Francisco.

Familiares y allegados de Jesús David Portillo Barrios (15), le dieron el último adiós en la que fue su vivienda de crianza.

Como parte del homenaje que le rindieron al adolescente aficionado por los autos, decenas de vehículos  modificados fueron expuestos en la calle principal, justo frente al inmueble donde estaba expuesto el féretro, miembros de diferentes clubs team de carros tuning se hicieron presentes y llevaron sus mejores muestras para expresar a su manera los gestos de cariño hacia el infortunado y sus parientes.

Dolor incesante

Sus padres William Portillo y Lizmari Barrios no daban crédito a lo ocurrido, ambos se abrazaban y lloraban la pérdida de su único hijo, un joven que todos describieron como excelente estudiante, respetuoso, cortés y emprendedor.

Al ritmo de sus canciones favoritas, La Bolsa, Solo y La Batea, sus compañeros de clases y sus amigos más cercanos caminaron con el ataúd en los hombros hasta una calle contigua, para llevarlo hasta la vivienda del que fue su mejor amigo y decirle adiós de un modo simbólico.

Otros estudiantes que compartieron con el infortunado sus últimos días de clases en el liceo Padre Vilchez abarrotaron la calle, estaban vestidos de blanco, no cesaban de llorar y corear las canciones que junto a él escuchaban.

14 a 2

Solidaridad

Los miembros de Team Gráficos Aldana, Loyalty Crew Zulia, Strettuning Zulia y otros grupos del ramo automotriz que el fallecido admiraba se mostraron solidarios con los familiares y los acompañaron durante todo el velorio, dijeron sentirse tristes por la partida de su integrante más joven.

Álvaro Moreno, integrante de un grupo de carros modificados expresó la admiración que sentía por el fenecido, «lo conocí en una convención de autos, él nos llamó la atención de todos por lo jovencito que era y que a su corta edad ya fuera exponente entre nosotros, era un muchacho muy educado, hasta a los más jóvenes nos trataba de «señor», lamentamos su muerte, sentenció.

Católico

No solo la afición por los carros modificados en versión miniatura eran la pasión del perecido, su devoción a la Virgen del Chiquinquirá también la expresaba en sus redes sociales y principalmente cuando asistía a la iglesia Santísimo Sacramento, situada a escasas cuadras de su vivienda.

De hecho, el sarcófago donde reposaban sus restos fue cubierto con una franela estampada con la imagen de la Chinita, un pendón de con emblemas de automóviles y algunas de sus creaciones en miniatura.

El deceso del estudiante de bachillerato sorprendió a todos en su familia, nadie esperaba que la madrugada del sábado la vivienda donde él dormía acompañando a su abuela materna se incendiara y él muriera ahogado por la humareda.

El recorrido final

Tras llevar el ataúd hasta el inmueble de una tía y luego al de la abuela materna, donde estuvo por última vez Jesús David, finalmente, cerca de las 12:30 del mediodía el cortejo fúnebre partió caminando hasta la que sería su última morada, el cementerio municipal de San Francisco, irónicamente situado detrás de la casa donde nació y se crió.

Allí un golpe de realidad tocó a los deudos: su amado Jesús ya no estaría más con ellos.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente