Biagio Parisi, secretario de Seguridad, envió un comunicado para esclarecer el hecho

Investigan a dos efectivos del Cpbez por la muerte del estudiante

15 aaa
7 de agosto, 2017 - 8:33 am
Madelein Faría/[email protected]

Foto: Madelein Faría

Maracaibo — De manera extraoficial se conoció que dos funcionarios de la policía regional son investigados por el hecho donde resultó muerto Fernando Andrés Manzúr Quiróz (21).
A la camioneta propiedad del padre del joven estudiante le realizaron las experticias en el CICPC, el sábado, día en que ocurrió el hecho, informaron fuentes ligadas al caso, quienes refirieron que serán las pruebas de planimetría y de balística las que ayuden a determinar responsabilidades. En los próximos tres días se emitirán los resultados.
El vehículo presentó tres orificios de bala, de los cuales dos fueron realizados desde su interior, acotaron los voceros policiales vinculados a la investigación.
Se conoció que para tener más información fueron solicitados los videos de seguridad de la farmacia La Fuente, ubicada en el sector Cecilio Acosta, donde tomaron como rehén a Manzúr.
La confusión aún predomina en torno al caso. Familiares de Manzur aseguran que el hampón que conducía la camioneta donde llevaban sometido al estudiante chocó por detrás la motocicleta donde iban los oficiales, y éstos estos inicia ron un careo con los delincuentes, y la peor parte le tocó a su deudo.
Ayer a través de una nota de prensa se pronunció el comisario Biagio Parisi, secretario de Seguridad y Orden Público, quien informó que los oficiales de la brigada motorizada investigados estaban haciendo un recorrido preventivo en esa zona, cuando avistaron la camioneta Fortuner blanca, placas AD236SV, que pasó a toda velocidad. Le cantaron la voz de alto al conductor y éste hizo caso omiso, iniciaron una persecución en caliente y fueron atacados a tiros por los tripulantes, ante lo cual debieron responder.
Allí, queda la incógnita por saber, si el estudiante fue asesinado por una de las balas de los funcionarios actuantes, o por los delincuentes que lo llevaban sometido. Esta última hipótesis fue la que cobró mayor fuerza el día del suceso, en medio de la algarabía de los policías.
Aunque los uniformados no han sido detenidos, se encuentran a la orden para colaborar en las averiguaciones. Los organismos de seguridad en la región buscan activamente al otro delincuente que huyó, tras verse acorralado por la policía en ese momento.
El occiso cursaba quinto semestre de Mercadeo, en la Urbe. Trabajaba con su papá distribuyendo mercancía en las farmacias. Era el menor de dos hermanos y único varón. Vivía con sus padres en la urbanización Santa Fe 3. fue descrito como un joven amoroso, amante del fútbol.

Comente