La víctima fue interceptada por varios sujetos que le dispararon desde un carro

Insólito: Lo acribillaron con 20 balazos en el funeral de su hermano

16a
8 de junio, 2017 - 5:35 pm
Redacción Sucesos

 El infortunado, horas antes de ser sorprendido por la muerte, estuvo en la morgue de LUZ retirando el cuerpo de su consanguíneo, quien según fuentes policiales murió la noche del pasado martes, en el Hospital Coromoto, tras batallar con un disparo que le asestaron en un presunto robo al que se resistió

Foto: Sucesos

Maracaibo — La muerte le siguió los pasos. Carlos Luis Medina Rodríguez (26), fue acribillado ayer a la 1:30 de la tarde, justo cuando llegaba al funeral de su hermano, en la Funeraria San José, ubicada en la avenida 5 de Julio, detrás de Citibank.

El infortunado, horas antes de ser sorprendido por la muerte, estuvo en la morgue de LUZ retirando el cuerpo de su consanguíneo, quien según fuentes policiales murió la noche del pasado martes, en el Hospital Coromoto, tras batallar con un disparo que le asestaron en un presunto robo al que se resistió.

Medina llegó a la funeraria y sin imaginarse que en solo segundos ocuparía un espacio en las camillas frías de la morgue, salió al estacionamiento de la sala velatoria, donde fue interceptado por varios sujetos, que según testigos del hecho, estaban a bordo de un vehículo negro parqueado como un visitante más.

Los criminales al ver a su objetivo, bajaron los vidrios y dispararon contra la humanidad de Medina sin cesar. No bastándole con los proyectiles que ya habían atravesado su cuerpo, dos de los sicarios bajaron del carro y desenfundaron sus armas en la cabeza de la víctima.

Las detonaciones alarmaron a los acompañantes de Medina, quienes también estuvieron en la morgue, y al escuchar los disparos salieron a ver qué sucedía: La muerte estaba por partida doble dentro del seno familiar.

El infortunado, de quien fuentes policiales indicaron se ganaba la vida como comerciante pesquero en Los Puertos de Altagracia, quedó boca arriba sobre su charco de sangre.

Una pariente se abalanzó sobre el cuerpo ensangrentado. Los gritos de dolor estuvieron latentes.

Al menos 20 casquillos quedaron esparcidos en los alrededores del cuerpo.

Los pocos presentes que habían llegado al funeral estaban asombrados, dejaron el primer cadáver solo en la sala velatoria para asimilar lo que había ocurrido afuera del recinto.

Los sabuesos manejan dos hipótesis: La negativa a pagar una extorsión o la guerra entre bandas que mantiene en jaque a los residentes de Los Puertos.

Palabras clave
, , ,

Comente