Indios quieren terminar de sorprender

25 de octubre, 2016 - 9:52 am
Julio Olivero / [email protected]

Hoy regresan a una Serie Mundial después de 19 años

Foto: Agencias

Subestimados al inicio de esta temporada regular y contra todo pronóstico los Indios de Cleveland a punta de coraje, y un espíritu indomable que se sobrepone a cualquier obstáculo lograron meterse en el Clásico de Otoño y hoy regresan a una Serie Mundial después de 19 años.

«Tribu» mata favoritos

Con la quinta nomina más baja de todo el béisbol, la tercera peor de la Liga Americana y la más pobre de su División, los Indios fueron juego a juego en este 2016 para lograr lo asombroso: ganar 94 partidos y apoderarse del banderín del Este del Viejo Circuito dejando atrás a los actuales campeones Reales de Kansas City.

Cleveland se las ingenió para mantener el ritmo ganador a pesar de sufrir duros golpes en plena campaña. El venezolano Carlos Carrasco (11-8) y el dominicano Danny Salazar (11-6) abandonaron la rotación de abridores, ambos por lesión.
Chao, «Big Papi»

El show del retiro de David Ortiz acaparaba la escena en una Serie Divisional donde los Medias Rojas, con la mejor ofensiva de la liga (.282 de promedio de bateo) y los temibles bates de Betts (.318), Pedroia (.318) y Ortiz (.315) se veían intimidante.

Sin Carrasco ni Salazar, Cleveland se amparó en formidables brazos como el del abridor Corey Kluber y los relevistas Andrew Miller y Cody Allen, para barrer a Boston y mandar a «Big Papi» al retiro.

Azulejos desplumados

23 anotaciones en tres juegos, así llegaban los Azulejos de Toronto a la Serie de Campeonato después de barrer a Texas. Pero una vez más el picheo de los Indios paró en seco a una máquina de fabricar carreras, como Toronto y en cuatro juegos al mejor de siete, despacharon a los Azulejos, que solo pudieron anotar ocho rayitas en la serie.

Siguen sin ser favoritos

Sus rivales, los Cachorros de Chicago, salen como los principales candidatos al título. Sin embargo, la tropa de Terry Francona, quien ostenta par de anillos de campeón como mánager «ambos con Boston» se encomendará a su picheo una vez más y sobre todo a su formidable bullpen, liderado por el MVP de la Serie de Campeonato, Andrew Miller que no ha permitido carreras en 11.2 tercios en la postemporada. El bateo oportuno será la clave para la ofensiva de la «Tribu».

Palabras clave
,

Comente