Los perros de la barriada se comieron parte del cuerpo

Hallan a hombre putrefacto y con un disparo en la cabeza

sucesos
30 de julio, 2016 - 10:26 am
Wilson Alvarado (Pasante Luz)

Salió de su casa a entregar un dinero y consiguió la muerte en el camino. Los niños que jugaban en la zona hicieron el macabro hallazgo que estremeció a los vecinos

Foto: Wilson Alvarado

Maracaibo — Las calles polvorientas del barrio María Angélica de Lusinchi, amanecieron la mañana de ayer, pobladas de cientos de curiosos, quienes se mostraron asombrados por el hallazgo de un hombre con un disparo en la cabeza y en avanzado estado de descomposición.

La víctima yacía boca arriba dentro de una granja del sector. Su cuerpo estaba cubierto por coagulos de sangre, al mismo tiempo que los gusanos se desplazaban por la piel grisácea que quedó marcada por las mordeduras de los perros del sector, quienes saciaron su hambre devorando varias partes del cuerpo.

El hallazgo lo hicieron unos niños que se encontraban jugando en el terreno enmontado. Despavoridos alarmaron a la comunidad.

Entre los presente una curiosa avistó el cuerpo y resultó ser un familiar a quien lo identificó como Rubén Enrique Fonseca Brito (30).

Testimonios

Al sitio llegó la esposa del hoy occiso, identificada como Sirlena Morales, quien ahogada en llanto, manifestó que su esposo había salido el martes pasado a las 7:40 de la noche de su residencia, ubicada en el barrio Torito Fernández, pero nunca regresó.

«Él salió esa noche, y venía para estos lados a entregarle una plata a mi hermana que vive aquí para pagársela a unos prestamistas, no se que pudo pasar», refirió.

La viuda indicó que el infortunado salió vestido con una bermuda negra, franela azul, una correa militar, unos zapatos deportivos negros, y un coala negro donde llevaba 8 mil bolívares que serían entregados.

En la escena criminal el hombre apareció con su vestimenta, pero el dinero no estaba en el sitio.

Vecinos del sector denunciaron que la zona es peligrosa. Presumen que la víctima pudo ser robada y por oponerse lo asesinaron y lo lanzaron en esa granja que está solitaria. Además, indicaron que el martes en la noche escucharon un disparo, pero no salieron por temor.

Funcionarios de la Policia Nacional Bolivariana (PNB) llegaron al sitio para resguardar la escena, impidiendo la entrada a los familiares del fallecido por petición del propietario de la parcela, quien acudió a su propiedad ante lo ocurrido.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) acudieron al sitio para levantar el cadáver, que fue trasladado a la morgue. Los sabuesos manejan como móvil la resistencia al robo.

Palabras clave
, , ,

Comente