Las balas retumban en la Costa Oriental del Lago

Guerra entre bandas dejó cuatro muertos y una mujer violada

15a
25 de abril, 2017 - 9:28 am
Madelein Faría/Wilson Alvarado [email protected]

La ola de crímenes estremece a la zona. CICPC logró identificar a uno de los responsables del primer suceso. Uno de los segundos muertos aparentemente es padre de «Chiche Pacheco»

Foto: Referencial

COL — Se desató la guerra en la zona costera del Zulia. El asesinato de Anderson José Castellano Rodríguez (39), ocurrido la tarde del domingo, fue el detonante que desató una ola de crímenes en Lagunillas.

La muerte por encargo  del infortunado tuvo lugar en el sector Fondur, al lado del estadio La Sabanita.

Como se recordará, el sujeto se encontraba cerca de su vivienda cuando fue sorprendido por alias «El Colacho» y «El Papito», según lo explicado por los presentes, quienes vieron cuando éstos desenfundaron un arma de fuego, y le propinaron múltiples disparos a Castellano, y se esfumaron de la escena.

El agraviado quedó agonizando en el pavimento. Herido lo trasladaron al Hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda, pero no sobrevivió.

La víctima, según lo aportado por funcionarios de la policía científica ligados a la investigación, era miembro de un grupo delictivo que opera en esa zona y presentó antecedentes por violencia de género con fecha del 22 de febrero de 2017.

Allanamientos

Luego de varios allanamientos, los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), lograron identificar a uno de los señalados por el crimen, «El Colacho», cuyo nombre es José Ángel Querales Pérez (20), y ahora le siguen los pasos con una orden de captura en su contra. Mientras tanto continúan investigando para conocer la identidad de su compinche que también se encuentra evadido.

Venganza

A manera de «cobrar» la muerte de Castellano, otros cuatro sujetos, aún no identificados, pertenecientes a la misma banda a la que pertenecía el hoy occiso, decidieron ir por un hombre mayor que, según ellos, fue quien los delató con el grupo enemigo, con quienes se disputaban el control de la zona.

Sin embargo, pasadas varias horas del crimen, los amigos llegaron a una vivienda, ubicada en el sector Octaviano Yépez, calle Americo Martín, donde esperarían encontrar a quien los acusó, pero se toparon con el hijo del supuesto delator, quien quedó identificado como Yhonny Daniel Pérez Olarte (20), a quien  sin piedad alguna le quitaron la vida a punta de disparos.

Sin clemencia

No bastándoles con haber dado muerte al joven, el cuarteto homicida se fue hasta la casa vecina y se toparon con una dama de 48 años de edad, a quien le preguntaron por «el viejo de al lado», es decir, por el padre de Yhonny, a lo que la mujer respondió que no sabía nada y que ellos no eran su familia.

Fue entonces cuando dos de ellos le pidieron que se desnudara y procedieron a violarla, para después huir del lugar.

La criminalidad continuó

Luego de transcurrir estos dos primeros homicidios y la violación sexual contra la dama, la sangre siguió corriendo. Ayer a las 10:00 de la mañana fueron «sicariados» Félix Omar Pacheco Ojeda (53), y Pedro Ramón Pérez Caridad (64), éste último, según fuentes del CICPC, tenía antecedente por hurto.

Los infortunados se encontraban en la urbanización Fabricio Ojeda, bloque 12, parroquia El Danto del municipio Lagunillas, cuando dos «motogatilleros» los interceptaron y les segaron la vida de manera rápida.

Detectives indicaron que uno de los fallecidos es padre del temido «Chiche Pacheco», azote de la zona. Asimismo, sentenciaron que estas muertes están relacionadas al cobro de venganza por las primeras dos muertes. Ahora suman cinco homicidios en menos de 24 horas.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente