Gobierno teme que «cualquier chispa puede desatar violencia» en Colombia

Jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con las FARC,  Humberto de la Calle
21 de noviembre, 2016 - 11:39 am
Con información de El Universal

Las declaraciones del ex vicepresidente se conocen horas después de que Santos anunciara que el próximo miércoles presentará ante el Congreso el nuevo acuerdo como se lo planteó su antecesor y ahora senador Álvaro Uribe, principal opositor al proceso de paz

Foto: Agencias

Bogotá – El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el ex vicepresidente Humberto de la Calle, insistió en la necesidad de iniciar la implementación del nuevo acuerdo de paz debido a que «cualquier chispa puede desatar violencia» en el país.

De la Calle reconoció en diálogo con el diario El Tiempo que la actual situación «es frágil» al referirse al incidente armado ocurrido esta semana en el norte del país en el que murieron dos guerrilleros de las FARC en un supuesto combate con el Ejército.

«Sería una tragedia para Colombia que, teniendo en la puerta del horno un acuerdo, se retrotrajera y recomenzara la oleada de violencia que hemos padecido durante más de medio siglo», sostuvo el ex vicepresidente.

«Cualquier chispa puede desatar una avalancha de violencia que puede echar esto para atrás. No podemos desestimar el riesgo ni la capacidad hipotética de daño de las FARC si regresamos a la guerra», insistió.

Asimismo, De la Calle insistió en que el nuevo acuerdo de paz logrado el fin de semana pasado «contiene modificaciones importantes en prácticamente todos los temas planteados por los voceros del No» en el plebiscito del 2 de octubre, cuyo resultado arrojó el rechazo del pacto original.

«Algunas cosas no fue posible incorporarlas, pero hay temas esenciales que muestran que las FARC entendieron el mensaje del plebiscito y colaboraron en la búsqueda de este acuerdo nuevo. Quiero reconocer a las FARC la disciplina de trabajo y la apertura para recoger el mensaje del No y tratar de incorporarlo», indicó.

«Una guerrilla no puede estar quieta, porque si no recibe el apoyo del Estado el riesgo de que regrese a la utilización de vías ilegales es muy grande. El cese del fuego es frágil», dijo el negociador, quien confió en que la Corte Constitucional se pronuncie a favor del fast-track.

Palabras clave
, , ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente