Los responsables del crimen están detenidos en los calabozos de Polisur

Frustró un robo, recibió un tiro y murió tras 16 días de agonía

14A
11 de abril, 2017 - 10:39 am
Wilson Alvarado [email protected]

La comunidad enardecida atrapó a los criminales, quienes intentaron robar una moto, y les dieron una la paliza. Uno de los maleantes disparó contra los habitantes y ocasionó este deceso
Foto: Wilson Alvarado

San Francisco — Luego de 16 días de batallar por su vida, falleció la madrugada de ayer, Josef José Ocanto Soto, de 25 años de edad, quien recibió un disparo de escopeta en el pecho, al frustrar un robo de una motocicleta en su comunidad.

La tragedia suscitó el pasado 24 de marzo en el barrio Los Arenales, parroquia Domitila Flores del municipio sureño. Allí, el infortunado junto a los habitantes de la zona decidieron hacerle frente a la delincuencia que los mantiene azotados.

A las 8:00 de la noche del referido día, Ocanto y los pobladores, avistaron cuando tres sujetos armados intentaban despojar a una pareja de su motocicleta.

La comunidad enardecida decidió encarar a los criminales. Con palos, piedras, tubos y botellas los maleantes fueron interceptados y recibieron una paliza. Dos de ellos, lograron  zafarse de la furia de los habitantes y echaron a correr para los barrios aledaños.

El tercer implicado en medio de la paliza sacó una escopeta y disparó contra los presentes. En medio de la balacera, Ocanto recibió un disparo en el pecho, el cual le perforó cuatro partes de su humanidad con los balines que dispersó la explosión del cartucho.

El agraviado con heridas en el pecho, tráquea y hombro derecho, fue trasladado por sus familiares al Hospital General del Sur (HGS),  donde los galenos de turno lograron estabilizarlo.

Roseliano Villegas, tío del hoy occiso, manifestó que Josef fue dado de alta el  viernes pasado, 14 días después de recibir el disparo. Al día siguiente de estar en su casa comenzó a sentirse mal de salud por lo que decidieron llevarlo de nuevo al hospital, donde lo venían atendiendo. «Cuando llegamos al hospital los doctores dijeron que Josef no tenía nada. Nos devolvimos y al llegar a la casa se desmayó. De inmediato lo trasladamos al CDI de El Callao, donde ingresó sin vida», aseguró Villegas.

Con un profundo pesar, el dolido tío rodeado por miembros de la familia, denunció negligencia médica: «Los doctores no lo quisieron atender. Dijeron que lo lleváramos a la casa y murió en nuestros brazos», expresó su doliente, quien describió al infortunado como un joven honesto, quien se ganaba la vida como hornero en una panadería.

Los criminales

El mismo día del atentado, funcionarios de Polisur se desplegaron estratégicamente en la barriada y lograron capturar al trío criminal, quienes fueron identificados por los oficiales como José Gabriel Guzmán Aguilar (24), Carlos Eduardo González (20) alias «El Bebé», y José Daniel Urdaneta, quien enfrentará a la justicia por robo y homicidio por ser el señalado de disparar contra el joven y causarle la muerte.

Comente