Los deudos indicaron que viajarán hacia Caracas en busca de justicia

Familiares de Xavier utilizan una retroexcavadora para hallar más huesos

15a1
3 de abril, 2017 - 1:20 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Ayer parientes tumbaron tres cuartos de la casa y hallaron enterrados un destornillador y un machete con el que presumen descuartizaron a Xavier. Además pidieron la destitución del fiscal que lleva el caso

Foto: Wilson Alvarado

Maracaibo — La excavación que llevaba tres metros de profundidad en un área de cuatro metros de ancho por diez metros de largo, donde han conseguido huesos humanos, se expandió de manera rápida y voraz.
El desespero y la angustia por conseguir los restos completos del ingeniero Xavier Otto Palmar Palmar (43), conllevó a la familia a contratar una retroexcavadora para agilizar su cometido en la vivienda del sector Los Olivos, donde en tan solo tres días han conseguido restos humanos descuartizados, los cuales presumen sean del ingeniero, quien desapareció el pasado 28 de marzo de 2016.
La búsqueda ha sido constante y sin descanso. Los callos y las vejigas se evidencian en las manos de los parientes, quienes no dan tregua a su cometido: Encontrar la totalidad del cuerpo.
Los parientes, con guantes y mascarillas, ingresaron a las 7:30 de la mañana de ayer, a bordo de una retroexcavadora. Tumbaron el portón principal de la vivienda. Entraron, aceleraron con toda la fuerza que da la máquina pesada y sin dudar tumbaron tres cuartos de la vivienda; dos habitaciones que pertenecían a los morochos Gabriel Carrillo Delgado y German Carrillo Delgado, quienes son señalados por la desaparición del ingeniero, y quienes se encuentran prófugos de la justicia, y otra pieza en la cual guardaban «los chécheres» o enseres en deshuso.
Se presumen que los morochos estén escondidos en Aruba, donde vive su padre. Por la suspicacia de burlar a la justicia, la policía científica ha pedido la activación de alerta roja a la Interpol.

Nuevos elementos
Durante la mañana de ayer, los consanguíneos de Xavier encontraron en el hoyo que ha tomado mayor expansión, un destornillador y un machete, con los cuales presumen descuartizaron a Xavier. Asimismo, infieren que enterraron las herramientas para ocultar las evidencias.
Mientras la faena continuaba, los deudos consiguieron en la habitación de German, una caja de guantes quirúrgicos y otra caja de gasas. Implementos médicos que causan alarma en el seno familiar.

Sin respuesta de la ley
Eudomedia Palmar, tía paterna de Xavier, manifestó que «el fiscal cuarto del Ministerio Público, Israel Vargas, quien lleva el caso, no les ha dado respuesta con todos los elementos que han conseguido en la casa.
«Exigimos al fiscal superior del Zulia, Richard Linares, que destituya al fiscal Vargas por la mala intervención que ha realizado en el caso. Pedimos que la causa recaiga sobre otro fiscal que sea imparcial, que demuestre profesionalismo y ética verdadera», indicó la dama.
De igual forma, Palmar recordó que el pasado 27 de marzo se comunicaron con el fiscal Vargas para saber cómo iba la investigación y recibieron como respuesta: «Las investigaciones quedan detenidas por órdenes de Caracas», sería lo expresado por el fiscal cuarto, según declaraciones de los deudos, quienes enfatizaron que «no hubo ninguna orden de Caracas, sino dinero de por medio que el funcionario aceptó para engavetar el caso».

 

Irán a Caracas a buscar justicia
Carmen Palmar, madre de Xavier, sentenció que «de no recibir respuesta sobre la detención de los morochos y el desarrollo de la investigación, acudirán en las próximas horas a la capital del país para pedirle a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, que tome cartas en el asunto en el caso que en primera instancia fue llevado por el Conas y luego fue trasladado a los funcionarios del CICPC, quienes capturaron por primera vez a los señalados por el crimen, y tras no tener pruebas los dejaron en libertad y ahora huyen.

 

15a2

 

15a3                                                                                                                                                                      Los morochos

Comente