De acuerdo a las costumbres wayúu

Familia de Cardozo jura vengar su muerte

14b
15 de octubre, 2016 - 1:25 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Posteriormente el acto ceremonial culminó con seis salvas de honores, las cuales fueron ejecutadas por el supervisor Neptalí García y la oficial agregado Kisis Cervante

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — En honor a la trayectoria policial del oficial del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) Jonathan José Cardozo López (26), quien fue asesinado el pasado martes en medio de un procedimiento policial, fue ascendido en un acto post mórtem al grado de oficial jefe, según resolución 001-2016, donde las mujeres de su familia asistieron vestidas de rojo al campo santo en señal de venganza.

El acto se efectúo ayer en el cementerio San Sebastián, donde permanecerán sus restos. El cortejo fúnebre llegó escoltado por decenas de familiares y funcionarios del cuerpo policial, quienes ahogados en llanto lamentaban la terrible pérdida.

Al descender el féretro de la carroza, las marchas nupciales de la Banda Marcial José Antonio Paéz, hicieron estremecer a los presentes. «Ay Señor por qué me lo quitaste (…) No era él, te equivocaste de persona», eran los lamentos de Priscila Bravo, tía de Cardozo. La urna fue puesta sobre unos andamios durante dos horas, mientras cuatro oficiales guardaron honor al exfuncionario. Sobre el ataúd reposaba la bandera del Zulia, la cual fue entregada por parte del comisionado jefe Marcos Ríos, y el comisionado agregado Gustavo Dávila a la madre de Cardozo.

Asimismo, el secretario de Seguridad y Orden Público, Biagio Parisis, entregó el acta de ascenso a Grecia Fuenmayor, esposa de la víctima.

Posteriormente el acto ceremonial culminó con seis salvas de honores, las cuales fueron ejecutadas por el supervisor Neptalí García y la oficial agregado Kisis Cervante.

Tradición wayúu

En medio de la ceremonia, la rabia y el dolor estuvieron presentes. Las coloridas mantas, bandanas y sombreros rojos se avistaron en señal de la venganza wayúu. «Si la ley no hace justicia, nosotros sí», sentenciaban con lágrimas en sus rostros, mientras se abrazaban unas a otra en busca de consuelo.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente