El responsable del doble crimen está huyendo de la justicia

Fallece segunda víctima de los arrollados en Las Praderas

16a
28 de diciembre, 2016 - 9:23 am
Wilson Alvarado / [email protected]

La fémina se encontraba sentada frente a su residencia, ubicada en el sector Las Praderas, calle 95JK, con avenida 87, parroquia Francisco Eugenio Bustamante

Fotos: Wilson Alvarado

Maracaibo — La desgracia no cesa para la familia Quijada Martínez. Con rostros cabizbajos y con voces entrecortadas, parientes de Suhail del Carmen Quijada Martínez, de 42 años de edad, esperaban ayer en horas de la tarde la entrega del cuerpo de la dama en la morgue.

Quijada, quien batalló durante nueve días en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), falleció ayer a las 2:00 de la tarde, producto de un trauma craneoenfálico que le complicó su existir, tras un brutal arrollamiento del que fue víctima el pasado 18 de diciembre.

Como se recordará, la fémina se encontraba sentada frente a su residencia, ubicada en el sector Las Praderas, calle 95JK, con avenida 87, parroquia Francisco Eugenio Bustamante, en compañía de unos vecinos, quienes disfrutaban de una noche de músicas y tragos, sin pensar que sería la última parranda.

La muerte en ruedas

En medio de la tertulia y el disfrute, Quijada y sus amigos fueron sorprendidos por un sujeto, a quienes parientes de la infortunada identificaron como Piero Segundo Salas Salas, quien en medio de una borrachera le exigió al grupo que delataran a quien le habían robado la batería de su carro.

El grupo al notar la condición del hombre, quien habita en la misma zona, evitó seguirle el discurso.

La ignorancia fue el detonante para la muerte. Según parientes de la infortunada, quienes prefirieron el anonimato, Salas se montó en su vehículo Mazda Alegro, color gris, placas AJ593GA, y sin ningún remordimiento pasó su carro sobre el grupo que compartía en casa de la hoy occisa.

IMG-20161227-WA0007

Primera víctima

Los presentes fueron arrastrados algunos metros por las calles polvorientas del sector. El estruendo alarmó a los vecinos de la zona, quienes de inmediato trasladaron a los agraviados al HUM. Allí, en medio de la evaluación médica, falleció un vecino de Quijada, identificado como Aníbal Ramón Leal (44), quien no soportó la gravedad de las heridas que sufrió.

Debido a la brutalidad cometida por Salas, hasta la fecha se encuentran luchando con múltiples fracturas en sus cuerpos, Luis Acosta (23) y Duil Castro (26), quienes son vecinos de la infortunada y que aún recuerdan el fatídico hecho, pensando en sus vidas.

Sulibel Villasmil, hija de la hoy occisa, manifestó en las afueras de la morgue que «el responsable del doble crimen se encuentra huyendo de la justicia, junto a toda su familia».

«Los familiares de Salas se comprometieron en dar la cara por estas muertes y ahora todos están huyendo. Exigimos que capturen a ese criminal para que la muerte de mi madre no quede impune».

Toda una joyita

Deudos de Quijada indicaron que el asesino habita en el mismo sector. Los señalaron como un hombre dedicado a la vida criminal. Los parientes esperan que los funcionarios policiales atrapen al responsable del doble homicidio.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente