¿Cómo terminará esta guerra entre bandas?

Doble homicidio, rapto y disparos con olor a venganza

ñs
2 de junio, 2017 - 9:30 pm
Redacción Sucesos redaccció[email protected]

Las víctimas mortales recibieron múltiples balazos en la cabeza. Un sujeto herido se recupera en el Hospital Coromoto. La mujer raptada al parecer era a quien buscaban los criminales

Foto: Mayerlin Barboza

 Maracaibo — El asesinato de Andy Wiliam Soto Nava de 44 años, hermano del «Mocho Edwin», expram de la extinta cárcel de Sabaneta, está teniendo secuelas.

La noche del miércoles un doble homicidio fue perpetrado en la casa signada con el número 54-71, calle 54, sector Leonardo Ruíz Pineda, parroquia Coquivacoa, cuyas víctimas mortales fueron un par de hermanos, identificados como Heriberto Antonio y Michael Jesús Piñango Guerrero de 24 y 20 años respectivamente.

El cuñado de estos, Lubén Darío Moran Vílchez (36) resultó herido y la esposa de este y hermana de los primeros, Marioly Mayela Piñango Guerrero (22) fue raptada por los asesinos.

Sobre esta última podría recaer la responsabilidad de la masacre, ya que presuntamente era ella el objetivo de los homicidas.

El hecho

Mariela Guerrero, madre de las víctimas relató conmocionada, la cronología del crimen.

A las 11:00 de la noche seis sujetos, al mejor estilo de  un grupo comando, arribaron a la casa a bordo de tres vehículos y descendieron encapuchados y con arma en mano, gritaron, exclamaron obscenidades y acto seguido con un barretón violentaron la reja del porche y la de la sala.

Tras entrar sacaron de los cuartos a las víctimas. «A los hombres los tiraron al piso, a mí me pusieron un tirrap en las manos y me lanzaron al suelo, a mi hija (Marioly) la metieron a la cocina y luego como los tres niños de ella y los tres de Heriberto se pusieron a llorar, los hombres le ordenaron que se metiera al cuarto para calmarlos, mientras tanto mi hijo les dijo «chamo vamos a hablar»  y uno respondió «callate, callate»,  después sacaron a Marioly del cuarto por el pelo y se la llevaron al frente, cuando ya se iban con ella, se devolvieron y le dieron muchos tiros a mis dos hijos en la cabeza, las manos y la espalda, mientras que a mi yerno (Lubén) lo hirieron en el cuello y en la espalda».

Salieron temerosos

La mujer manifestó que los vecinos al escuchar los disparos salieron a ver lo que sucedía y para auxiliar a los heridos, pero respecto a Heriberto y Michael, ya no había nada que hacer, se desangraron en el sitio.

A Lubén lo acostaron en un mueble «para no moverlo mucho» y allí lo trasladaron hasta la avenida El Milagro para conseguir un vehículo y  llevarlo a un centro médico, mientras que la angustia los consumía por no saber el paradero de Marioly.

Rencilla, venganza y pronóstico sangriento

Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) indicaron que este hecho apunta a una neta y severa venganza.

Según los sabuesos, la mujer a quien raptaron los encapuchados habría sido quien «pichó» al hermano del «Mocho» el día en que fue  asesinado, el pasado lunes en la granja Los Corales, de la Guadalupana, sector Los Bucares.

Andy Wiliam, quien era diseñador de modas, había llegado de Colombia, en donde reside, para organizar una boda en el citado lugar, cuando dos sujetos armados lo sorprendieron y le propinaron múltiples balazos.

El pronóstico que dan los investigadores no es provechoso para la familia Piñango Guerrero. Estiman que tomando en cuenta a manos de quien presuntamente se encuentra Marioly, puede que corra con la misma suerte que sus hermanos y hasta «peor aún». Sin embargo aseguraron que se está trabajando para hallarla y dar con los responsables de la atroz masacre.

Sin escrúpulos

Pese a que en la vivienda de los Piñango Guerrero habían seis niños de 9,7,6,2 y 1 año y un bebé de 6 meses, los criminales no se contuvieron y actuaron a sangre fría.

Al lugar del hecho llegó una comisión de la Policía Nacional Bolivariana para acordonar la zona, a la espera de la llegada del CICPC, quien realizó las experticias, colectó evidencias, entre esas los casquillos y el barretón con que rompieron las puertas y además levantaron los cuerpos y los llevaron a la morgue.

Marioly es ama de casa, Heriberto era mototaxista y Michael estudiante.

 

Palabras clave
, ,

Comente