Fueron asesinadas dentro de su vivienda. La joven estaba embarazada

Doble femicidio: «Sicariaron» a madre e hija en La Rita

Femicidio
3 de julio, 2017 - 8:55 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

CICPC investiga el móvil. Vecinos de las víctimas aseguran que es un ajuste de cuentas por deudas de droga o una venganza

Foto: Mayerlin Barboza

COL — Por el estrecho callejón de la vereda I, urbanización San Benito, municipio Santa Rita, ingresó sigilosamente el sicario que ayer a las 3:00 de la madrugada asesinó a balazos, en la casa número 9, a Yeraldín Milena Palencia Martínez, de 32 años, y a su hija, de 14 años, quien tenía cinco meses de gestación y a quien se le resguarda la identidad.

Otro menor de 13 años, hermano e hijo de las víctimas, quien afortunadamente resultó ileso, comentó que el homicida llegó y buscó a la joven de 14 años en el cuarto, le disparó y la dejó tendida en el suelo boca arriba y con las manos extendidas. La madre de la infortunada, que estaba en el cuarto contiguo, intentó impedir la muerte de su hija tomando violentamente del brazo al asesino, por lo que éste también descargó sus balas contra ella.

En la casa también estaba un técnico en refrigeración, quien aseguró que a esa hora de la madrugada estaba reparando ahí dentro un aire acondicionado. Este hombre también salió ileso y fue quien corrió a gritar a los vecinos para que ayudaran a las hoy occisas, pero como nadie respondía fue despavorido a avisarle a sus familiares.

Los deudos llegaron al sitio y certificaron lo ocurrido, jamás hubo llanto ni demostraciones de dolor, parecía que se trataba de una muerte ya anunciada.

Buscando el móvil

Vecinos del sector comentaron, bajo el anonimato, que el homicida venía por la menor ya que, según ellos, ella estuvo involucrada en la venta de droga y debía una suma de dinero.

Otros aseguraron que había sido el padre del bebé en camino, quien ordenó el femicidio para deshacerse del «encargo» o por un ataque de celos.

Sin embargo, una última versión podría ser la que tome mayor fuerza: En mayo del año en curso Yorman Álex López, de 37 años, padre y esposo de las víctimas, murió tras enfrentarse a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en el municipio Cabimas.

Se conoció que estuvo recluido en la extinta cárcel de Sabaneta, durante cuatro años, por el delito de porte ilícito de arma de fuego.

También se supo que formaba parte de la banda delictiva «Los Tatas», dedicada al robo, hurto, extorsión y asesinatos por encargo en la Costa Oriental del Lago (COL).

Huyendo

Trascendió que luego de ese fuego cruzado que puso fin a la vida del cabeza de familia, Yeraldín, en compañía de sus tres hijos, abandonó su casa en la urbanización San Benito y se fue a vivir a Mene Mauroa, pero hace cuatro meses regresó sin imaginar que hasta allí la perseguiría la sombra de la muerte, que le pisaba los talones desde que su entorno familiar y social se vio manchado por la delincuencia.

Pese a todas estas hipótesis que se generan del escarnio público, queda de parte de los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), base Cabimas, determinar lo que realmente impulsó el dantesco homicidio.

Temerosos

Como una «zona de guerra» definieron los residentes del lugar a la urbanización San Benito.

A todos quienes se abordaba con la pregunta de si ¿sabían el por qué del doble homicidio?, respondían que no podían comentar y hablar mucho «pues cualquier palabra mal dicha, por más cierta que fuera, sería como echarse la soga al cuello».

La niña llegó hasta el segundo año de bachillerato, el cual cursaba en el colegio José Isidro Silva y era la mayor de tres hermanos.

Yeraldín era ama de casa y se ganaba la vida como comerciante independiente, según comentó su hermana Yohana Palencia.

Palabras clave
, ,

Comente