Además son muy bien pagados

Diez trabajos que son perfectos para personas tímidas

F3
17 de enero, 2018 - 10:07 pm
Delsy Fernández/BBC Mundo/ Agencias

No hay duda de que hay personas con más habilidades sociales que otras y hay trabajos que requieren de una mayor interacción con colegas, jefes o clientes, mientras que otros no exigen tal cosa

Foto: Agencias

¿Eres tímido en el trabajo? Cómo hacerte notar en un mundo de presumidos.

«Habitualmente se considera que ser tímido podría ser un obstáculo en ambientes laborales», le dice a BBC Mundo Gregory Pontrelli,   presidente ejecutivo de la consultora británica Lausanne Business Solutions. «Sin embargo, dependiendo de la causa de la timidez, este rasgo se puede superar e incluso ser usado como una ventaja», agrega. Pontrelli piensa que las empresas deberían incluir personas con diferentes personalidades para integrar varios puntos de vista y tomar mejores decisiones.

Se puede considerar que los tímidos en el ambiente laboral son aquellos que prefieren tener menos interacciones sociales.

Los mejores salarios en Estados Unidos

Esta es la lista de trabajos con un buen nivel de salario —de acuerdo a los estándares estadounidenses— que son ideales para las personas tímidas, o con menos habilidades sociales.

Fue elaborada por la Red de Información Ocupacional de Estados Unidos (O*Net, por sus siglas en inglés) con datos oficiales del Departamento de Trabajo de ese país, que periódicamente compila información detallada sobre el salario de cientos de trabajos.

El criterio establecido para la selección de profesiones fue el cruce entre el nivel de salarios y aquellos trabajos que no requieren de altos niveles de interacción social. Otras profesiones bien remuneradas y que requieren de poca interacción social, según la O*Net, son las de ingeniero o arquitecto naval y la de administrador de redes y sistemas computacionales.

Ahora bien, algunos de estos empleos mencionados en la lista podrían requerir altos niveles de interacción social en circunstancias específicas. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, son desarrollados de una manera más individual que grupal, especialmente cuando están enfocados en áreas como la investigación.

F2

No todos los tímidos son iguales

Según Pontrelli, existen principalmente dos tipos de personas tímidas.

Está el tímido-introvertido, una persona que le gusta desenvolverse en pequeños grupos y que prefiere la satisfacción personal, antes que el reconocimiento social.

«Esto puede ser visto como una debilidad, pero muchos empleos necesitan trabajadores que sean capaces de invertir una gran cantidad de horas trabajando solos», dice el experto.

Y el otro es el tímido con neurosis, alguien más susceptible al estrés y la ansiedad, que no responde al estereotipo clásico de la timidez. Habitualmente se preocupa con anticipación porque las cosas pueden salir mal. En este caso, son trabajadores muy buenos para advertir potenciales riesgos.

En el caso de las personas introvertidas, que no tienen ningún rasgo de timidez, es más fácil que puedan trabajar en un amplio rango de ocupaciones, sin que eso interfiera en su desempeño.

Estas son las diez profesiones perfectas para los tímidos

– Especialista en recursos hídricos.

– Ingeniero en hardware.

– Físico.

– Matemático.

– Astrónomo.

– Economista medioambiental-economista.

– Desarrollador de aplicaciones-ingeniero fotónico

– Ingeniero de microsistemas.

Cómo manejar la timidez en tu trabajo

Para las personas tímidas tener que empezar a trabajar puede suponer un problema, ya que sienten que su timidez les impide relacionarse correctamente con los demás.

Empezar un nuevo trabajo es una buena noticia, así que en primer lugar deberías sentirte contento y feliz de haberlo conseguido y más hoy en día, a mucha gente le cuesta encontrar trabajo, cambiar es casi imposible y para los que buscan su primer trabajo o son mayores la cosa se complica muchísimo. Así que felicidades si tienes trabajo, eres afortunado.

La timidez es algo que nos acompaña adonde vayamos y que nos hace sentir inseguros e incómodos. El trabajo, es algo importante y ponemos mucha presión en ello, tiene que salir bien, y la timidez nos aleja de ese resultado. Por ello, tienes que vencer tu timidez y sentirte más seguro en tu forma de relacionarte con los demás.

Dejar de ser tímido en el trabajo puede ser algo bastante diferente de ser tímido con los amigos, o en la calle. No te compliques la vida y no quieras ser el más sociable de la oficina, conocer la vida de tus compañeros de trabajo no tiene por qué ser una obligación, del mismo modo que no tienes necesidad de ir contando la tuya. En cuanto a este punto lo mejor será que te dejes llevar por el ambiente que se respire en tu oficina. No seas la voz cantante y haz lo que hacen los demás.

Se amable y profesional

Si te comportas de forma profesional y eres amable con todo el mundo no tendrás problemas.

Si eres una persona tímida que no se siente  cómoda hablando de cosas como la familia o las creencias personales no lo hagas. No creo que pueda ser malo ser prudente en el trabajo, ser tímido no está reñido con ser una persona observadora y prudente.

Debes aprender a sacar ventaja de este modo de ser que tienes. Seguro que puedes escribir una lista con los puntos que te favorecen en lugar de pensar solo en los que te perjudican. Los que te favorecen pueden ser muy útiles en el trabajo como comentaba: la prudencia, ser observador y medir bien tus palabras…

No se trata de no hablar más que de temas de trabajo pero te sentirás más cómodo si, de momento, no te metes en líos. Creo que la clave está en ser una persona reservada sin parecer un tipo sospechoso. Hay personas reservadas que parece que esconden un gran secreto y por eso no se abren a los demás.

Las suspicacias nacen pronto y más en un centro laboral.

Empezar en un nuevo trabajo suele ser uno de los momentos en los que peor lo pasa una persona tímida ya que es precisamente cuando todo el mundo está pendiente de ella. Probablemente te pasearán por todos los departamentos presentándote a todo el mundo. Todos te mirarán y tú permanecerás ahí de pie, sin saber qué hacer. Quítate esa idea ya de la cabeza. Lo único que tienes que hacer es ensayar frente al espejo.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente