De que monto serán: Bs. 500, 1.000 o 2 mil

1998_2
24 de junio, 2016 - 12:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El Ejecutivo descartó propuesta de imprimir billetes con denominaciones mayores a Bs. 100

Caracas — Aunque desde hace meses se empezó a hablar de la circulación de billetes de 500 y 1.000 bolívares en Venezuela, ahora es cuando estaría por concretarse, debido a la complicada situación económica que atraviesa el país.

En marzo, el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, dijo en una entrevista a la agencia AFP que ya se tenía en proyecto la emisión de los nuevos billetes de Bs. 500 y 1.000 para ir hacia un cono monetario «más óptimo», que contrarreste la galopante inflación que afecta al ciudadano en todos los ámbitos.

En aquel entonces, Merentes también indicó que el BCV quería que la circulación fuese este mismo año, pese a que no se tenía una fecha establecida ni las imágenes correspondientes para el cono monetario.

Presentación de maqueta

Se conoció de manera extraoficial, por una fuente cercana al ente emisor, que el BCV ya presentó al presidente Nicolás Maduro la maqueta con los diseños en papel moneda de varios billetes, entre los que destacó el de 2 mil bolívares. Sin embargo, el primer mandatario descartó aprobar el proyecto.

Los técnicos del BCV consideraron necesario la aprobación de la entrada en circulación de billetes de 200, 500, 1.000 y 2 mil bolívares, en vista de los serios problemas que está creando en la economía el hecho de que el papel moneda de mayor circulación sea el de 100 bolívares.

Desde la reconversión monetaria en el año 2008 ya existía una plancha para los billetes de 200 y 500 bolívares, pero no los de 1.000 y 2 mil bolívares, pues en aquel momento no se pensó que estas llegarían a necesitarse tan pronto, dijo la fuente al portal web de El Nacional.

El equipo técnico encargado de presentar la propuesta a Maduro detalló sus argumentos para su aprobación, pero el presidente Maduro se mostró reacio a autorizar la impresión de las nuevas denominaciones de billetes. La fuente señaló que para el primer mandatario aprobara esta propuesta sería reconocer el problema de inflación que afecta la economía.

Explicó la fuente que la aceleración de la inflación ha creado un serio problema con el efectivo circulante. No solo por la imposibilidad de los cajeros automáticos para poder expender cantidades superiores de papel moneda, que concuerde con el tamaño de la rendija de los ATM, sino también porque el valor real de papeles se ha deteriorado con el alza de los precios y cada vez se requiere más cantidad de billetes para pagar los bienes y servicios.

Número de billetes no influye ante inflación

Por su parte, el economista, Ronald Balza, rechazó que el BCV retrase el cono monetario, ya que a su juicio colocar un billete de alto costo no va a aumentar la inflación (como piensa la entidad bancaria), sino va a bajar el número de billetes que están en circulación.

«Si esto se sigue retrasando nos ocasionará problemas mayores a nivel económico. La inflación no depende del número de billetes, sino de la cantidad de dinero».

En este sentido, explicó que la inflación es generada por la «expansión de poder de gasto que se le da al Gobierno y porque el BCV no informa oportunamente a la población».

Balza indicó que las reservas internacionales estaban por 40 millardos de dólares, «durante años el BCV y PDVSA entregaron reservas y divisas sin esperar nada a cambio, en el momento que gastaban todo esto, el Estado se endeudó dejándonos en un problema catastrófico».

Comente