Los hampones pertenecían a una banda dedicada al robo, extorsión y sicariato

Cuatro muertos dejó homicidio y enfrentamientos en La Cañada

14 A (2)
13 de diciembre, 2016 - 9:02 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

Los antisociales, horas antes de las reyertas donde perecieron, presuntamente le quitaron la vida a un hombre

Foto: Kendry Borges

La Cañada — Oficiales de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep) y del Equipo de Respuesta Especial (ERE) del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia, liquidaron la mañana de ayer a tres presuntos antisociales, quienes horas antes asesinaron a Ruperto Antonio Portillo Urdaneta (28) en el municipio La Cañada.

Biagio Parisi, secretario de Seguridad y Orden Público, informó que los efectivos se encontraban en el sector El Topito, parroquia La Concepción del referido municipio, realizando labores de búsqueda en relación con los sicariatos ocurridos en la entidad, cuando avistaron al trío hamponil en actitud sospechosa a bordo de dos motos, una MD Haojin, modelo Águila, color azul y otra MD Haojin Gavilán 150CC, y procedieron a darles la voz de alto.

Los sujetos omitieron el llamado y emprendieron la veloz huida, tomando diferentes caminos, por lo que los funcionarios se dividieron para lograr sus capturas.

Enfrentamientos

En el primer careo uno de los hampones, de quien solo se conoció que le decían «El Gerardo», descendió de la moto, se introdujo en una vivienda y abrió fuego contra la comisión con una escopeta, calibre 16 milímetros, resultando mortalmente herido.

Por su parte, Alberto José Boscán Cabarca (32), alias «El Chichito» perdió el control de su moto y efectuó varios disparos a los uniformados con una pistola marca Beretta, calibre 3.80, pereciendo en un segundo enfrentamiento.

Finalmente, los oficiales de inteligencia interceptaron a José Daniel Zambrano Urdaneta, alias «El Totongo», quien al verse acorralado decidió hacerle frente a los policías con una pistola, marca Corsin, calibre 3.80, cayendo herido en el pavimento, siendo trasladado al Hospital Concepción I, donde los galenos certificaron su deceso.

El vocero policial destacó que «El Gerardo», «El Chichito» y «El Totongo» pertenecían a una banda que opera en el referido municipio, dedicada al robo, extorsión, sicariato y cobro de vacuna.

Se conoció que Portillo se encontraba tomando licor en una reunión en el mencionado lugar, cuando fue sorprendido por los tres sujetos, quienes presuntamente sin mediar palabra le propinaron múltiples disparos por venganza y luego huyeron del lugar velozmente.

 

 

 

 

Comente