La víctima era hermano de «Wipi», quien es señalado de haber asesinado a su novia

Cuatro balas: Ultimaron a «Panino» en una trilla enmontada

ultimaron
29 de mayo, 2017 - 8:50 am
Wilson Alvarado / wilsonalvarado@quepasa.com.ve

Al infortunado lo llevaban sometido  dos hombres dentro de su carro. Familiares presumen una venganza por la muerte de la joven Arianny

Foto: Harold Mejía

Jesús Enrique Lossada — No escapó de sus verdugos. Cuatro disparos certeros en la cabeza acabaron con la vida de Alexander Alejandro Añez Medina, de 23 años de edad, conocido entre sus allegados como «Panino», quien fue sometido por tres criminales que cumplieron con su objetivo macabro, la muerte.

Los disparos se concretaron a las 9:30 de la mañana de ayer, en el sector Jagüey Largo, parroquia Mariano Parra León, del resonado municipio sangriento Jesús Enrique Lossada. Allí, según residentes de la zona que avistaron el crimen, el infortunado iba sometido por tres sujetos: Dos iban adentro del carro de «Panino», un Capris, color blanco, el cual era escoltado por otro maleante que se desplazaba a bordo de una motocicleta, color rojo.

Al llegar al referido sitio solitario. Una trilla  colmada  de monte, arena, basuras y desechos, los maleantes obligaron a «Panino» a detener el vehículo, donde tenía seis meses trabajando como chofer por puesto de la ruta Concepción-25.

Una vez el carro estacionado, los verdugos lo bajaron de la unidad. Sin mediar palabra alguna le segaron la vida con cuatro balazos.

El infortunado cayó tendido boca abajo, sobre su propio charco de sangre que empapó la ropa que portaba: Una chemis, color rojo, un pantalón azul, y una gorra negra con franjas rojas.

Sus verdugos huyeron de la escena en el carro de «Panino», el cual abandonaron una cuadra después del sitio sangriento.

La noticia corrió como pólvora en la zona. Decenas de familiares del ajusticiado llegaron al lugar y ahogados en llanto se abalanzaron  sobre el cadáver. Los deudos para evitar el morbo de los curiosos taparon el cuerpo con varias ramas, palos y una sábana de color azul.

«Ay mi negrito te dije que te cuidaras, esos malditos me la van a pagar», repetía sin cesar, Alexander Añez, padre del infortunado, quien metió sus manos en el charco de sangre que emano su hijo y se la pasó por todo su cuerpo. El dolido padre no daba crédito a lo sucedido, buscaba consuelo  con la madre del joven, Ruddy Medina, quien no se despegó del cuerpo de su hijo, hasta la llegada de la policía científica, quien colectó las evidencias y trasladó el cuerpo a la morgue de LUZ para la necropsia reglamentaria.

Posible venganza

«Panino» era hermano de Alexander de Jesús Añez Medina (20), alias «Wipi», quien se encuentra detenido, tras ser señalado de asesinar a su novia Arianny Mercedes Zambrano López (19). La joven fue ultimada de un disparo en la cara, en el sector Taparito II de la parroquia Mariano Parra León.

Maira Añez, tía del infortunado, señaló en el sitio del crimen que la muerte de «Panino» podría tratarse de una posible venganza por la muerte de la joven, de quien aseguró que «Wipi» no la asesinó.

Al principio los oficiales presumían una muerte por resistencia al robo. Al ser localizado el carro la hipótesis fue descartada. Los detectives del CICPC manejan como móvil la venganza, la cual cobra mayor fuerza con las declaraciones de los deudos.

Palabras clave
, ,

Comente