Minutos antes de escucharse los disparos, en la residencia se había efectuado una fiesta

Crimen joven en Baralt: En la casa de la muchacha minutos antes se había terminado una fiesta (+Fotos)

Baralt
27 de mayo, 2018 - 11:55 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Los funcionarios del CICPC mantienen sus alarmas encendidas en Baralt para poder atrapar a los responsables del crimen

Foto: Cortesía

Baralt – Mientras las investigaciones de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) continúan su curso para esclarecer la muerte de Anyely Pichól, de tan solo 18 años de edad, nuevas versiones sobre cómo ocurrió el crimen comienzan a surgir.

Los detectives pudieron constatar que horas antes de que le segaran la vida a la muchacha, en la residencia se había desarrollado una fiesta en donde los tragos colocaron a los asistentes en estado embriaguez. A eso de las 5:00 de la mañana los asistentes se marcharon sin imaginarse que la muerte estaba rondando la humilde vivienda.

Los detectives a cargo del caso presumen que los hampones estuvieron merodeando la zona para buscar el momento exacto en que entrarían al hogar. La presunción apunta en que una vez desalojada la casa los maleantes entraron a requisar la vivienda.

Los ruidos despertaron a los habitantes, quienes despavoridos le preguntaron a los cuatro hombres desconocidos qué hacían allí y quienes eran. Según las entrevistas a los testigos del crimen, los criminales les exigieron que se arrinconaran y que les dijeran en dónde tenían guardada un arma de fuego específica que al parecer les había sido quitada, según los agresores, por un inquilino de ese lugar, sentenciaron los informantes.

Lea también: A la joven de Baralt la asesinaron porque le miró la cara a los hampones que ingresaron a su casa para robar

Los habitantes de la casa, aparentemente, manifestaron no saber nada sobre el arma por la que ellos preguntaban. Al mismo tiempo los choros le exigieron al núcleo familiar, a quien se le resguarda sus identidades, que no le miraran la cara.

Desafortunadamente Pichól no acató la petición de uno de los hampones. Sigilosamente levantó su cabeza y les miró la cara. La respuesta del criminal fue un disparo certero en la cabeza que le segó la vida inmediatamente.

¿Siguen las investigaciones?

Voceros del CICPC indicaron que falta por constatar el motivo del por qué los criminales buscaban allí esa arma de fuego. Sin embargo, los detectives aseguraron que esa zona está colmada de bandas criminales. No descartan que dentro del núcleo familiar de Pichól se encuentre un integrante de alguna banda y por temor a represalias no quieran emitir esa información ante el organismo detectivesco.

Se espera que en las próximas horas el crimen sea esclarecido en su totalidad. Hoy la joven será sepultada en el cementerio municipal de Baralt.

PhotoGrid_1527436896511 PhotoGrid_1527436546693 PhotoGrid_1527436493710 PhotoGrid_1527436341386

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente