Nerviosismo y tensión luego del aumento de salario

Comerciantes: Nosotros no aumentamos los precios, sino los distribuidores

comerciantes
1 de mayo, 2018 - 12:29 pm
Delsy Fernández

Los comerciantes de varios sectores de Maracaibo, aseguran que «si los distribuidores nos aumentan, nosotros también lo vamos a hacer»

Foto: Referencial

Maracaibo – Luego del aumento integral del salario decretado por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, el cual se ubicó en 2.555.500 bolívares, el equipo reporteril de QUÉ PASA recorrió varios comercios del municipio para conocer las impresiones tanto de los consumidores como de los dueños de las empresas, logrando revelar que por boca de los mismos propietarios ellos no son los que aumentan los precios «sino nuestros distribuidores», los mismos comerciantes agregaron que por obvias razones «si el producto nos viene aumentado nosotros también tenemos que aumentar», esta respuesta fue hecha bajo la interrogante de si los productos de primera necesidad como: arroz, azúcar, carnes, huevos, entre otros, aumentarían también su costo, incluso desde el 30 de abril en horas de la tarde varios comercios de la ciudad se encontraban cerrados «por estar haciendo inventarios», pero trascendió por habitantes de sectores como Cuatricentenario, Cañada Honda y Sabaneta que la razón de que estas tiendas sostuvieran abajo sus santamarías es porque desde ese momento comenzaban a hacer un reajuste de costos, «esperando el acostumbrado aumento de sueldo como todos los 1° de mayo que da el Presidente».

Ana Rosales, habitante de Cuatricentenario, manifestó: «Esto es una locura, los comerciantes hacen lo que les da la gana, aumentan antes de que Maduro aumente y después también, ¿A dónde vamos a llegar?, nos vamos a morir de hambre».

Lea también: En Bs. 63.579.493 cerró la canasta alimentaria en marzo de 2018

Aunado a este problema, que agobia diariamente a los maracaiberos, se pudo corroborar el exorbitante aumento de algunos alimentos.

La papa pasó de 340 mil bolívares a 550, el azúcar de 240 mil bolívares a 350, el arroz de Bs. 250 mil a 500, la harina de 280 a 550 y el queso de 1.600.000 bolívares a 2.100.000 bolívares.

Esto sin contar que si el pago es en efectivo el precio varía, pero si se cancela con punto el costo es casi el doble.

Por su parte, Graciela Hernández, quien reside en la urbanización Urdaneta, exclamó que el aumento salarial «no resuelve para nada esta grave situación, al contrario la empeora, porque no salimos de un círculo vicioso, cada vez que Maduro aumenta, todo aumenta y quedamos en las mismas».

Vale la pena resaltar que el día de ayer, la Cámara de Comercio de Maracaibo emitió, ayer a través de un comunicado de prensa, que la canasta básica alimentaria se ubicó en el mes de marzo en 63.579.493 bolívares, cifra que obviamente sobrepasa muy por encima el costo del salario básico integral, lo que trae como consecuencia una hiperinflación para el país, dejando así de cubrir las necesidades de los venezolanos muy por debajo de lo que en realidad ganan por ocho horas diarias de trabajo.

Es por esta razón que un gran porcentaje de venezolanos han decidido buscar nuevos horizontes y partir a otros países, pues aseguran que «en cualquier otro país el salario alcanza para comer bien, vivir bien y hasta darnos lujos que en Venezuela jamás podríamos darnos».

 

 

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente