Cleveland sin pánico

cleveland
1 de noviembre, 2016 - 10:57 am
MLB

Los Indios, que pudieron ganar dos de tres partidos bajo las reglas de la Liga Nacional en Chicago, tendrá una nueva oportunidad de ganar su primer título desde 1948

Foto: AFP

Incapaces de dar el golpe definitivo en el frío y bullicioso Wrigley Field, los Indios de Cleveland vuelven hoy a casa en busca de una victoria. Una más. Es todo lo que necesitan. Una oportunidad inusitada que no pueden dejar escapar. «Pero la espera de 68 años por un campeonato sigue».

Un mal inning de Trevor Bauer el pasado domingo bastó para que los Cachorros de Chicago «ganasen su primer juego de Serie Mundial desde 1945», una tensa victoria 3-2 en el quinto juego que impidió que los jugadores de Cleveland se rociaran con champaña dentro del vetusto estadio.

Los Indios, que pudieron ganar dos de tres partidos bajo las reglas de la Liga Nacional en Chicago, tendrá una nueva oportunidad de ganar su primer título desde 1948 el martes en el Progressive Field, donde tuvieron marca de 53-28 durante la temporada regular y de 5-1 en la postemporada.

Clevenlad con un as bajo la manga

Josh Tomlin abrirá el sexto juego con tres días de descanso, enfrentándose a Jake Arrieta. Si Tomlin no puede lograrlo, los Indios aún cuentan con un as bajo la manga. Corey Kluber, triunfante en las dos aperturas que realizó en esta Serie Mundial, volvería otra vez al montículo con tres días de descanso para un séptimo juego, en caso que sea necesario.

Sólo permitió un sencillo en los tres primeros innings, pero la estantería se le vino abajo en el cuarto, en el que Kris Bryant abrió con un jonrón solitario para empatar 1-1 la pizarra. Chicago anotó dos veces más en la entrada para establecer una ventaja irremontable.

Fue la segunda derrota de Bauer

De pie en la cueva de los Indios tras el juego, un fanático de los Cachorros agitaba la bandera con la letra «W» (por victoria en inglés) y le gritó al pitcher. «Oye Bauer, ¿puedes lanzar en el sexto juego? Dale, uno más».

Otro fanático le dio las gracias a Bauer por perder.

El derecho no se calló la boca: «Asegúrate de darme las gracias cuando pierdan el sexto juego», zanjó.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente