Así lo denunció el concejal Rafael Durán

¡Asombroso! Mil tumbas profanadas en el cementerio de Ciudad Ojeda

foto 2
26 de marzo, 2018 - 3:25 pm
Nota de Prensa

Las áreas del cementerio se encuentran enmontadas reflejando la falta de mantenimiento en que se encuentra. La nula vigilancia convierte el cementerio en una zona roja porque quienes acuden a visitar los restos de sus familiares tienen temor a ser robados, como en muchos casos ha ocurrido

Foto: Cortesía

Ciudad Ojeda – La situación del cementerio Jardín Santa Lucía, ubicado en Ciudad Ojeda, es alarmante debido a la inseguridad reinante, el abandono, malos olores, así como la profanación de las tumbas por parte de personas inescrupulosas que han hecho de esta práctica un negocio lucrativo, denunció el concejal Rafael Durán, presidente de la comisión de Administración y Servicios del concejo municipal.

«De acuerdo a las denuncias realizadas por los familiares,  hemos contabilizado que han sido más de mil tumbas profanadas, situación irregular que mantiene molestos a los familiares, acción que puede generar un problema de salud», alertó el concejal Rafael Duran.

Las áreas del camposanto se encuentran enmontadas reflejando la falta de mantenimiento en que se encuentra. La nula vigilancia convierte el cementerio en una zona roja porque quienes acuden a visitar los restos de sus familiares tienen temor a ser robados, como en muchos casos ha ocurrido.

La delincuencia se roba el mármol, cerámica, floreros, flores, destruyen los trabajos realizados para llevarse todo. Asimismo, profanan las tumbas para sustraer los ataúd que luego son vendidos a terceros dejando el cadáver al descubierto, lo que causa olores nauseabundos por la descomposición.

Esta situación es preocupante debido a la insalubridad causada por los olores fétidos de los cadáveres dejados al aire libre por quienes profanan las tumbas.

«Alertamos a las autoridades sanitarias a iniciar un seguimiento al camposanto porque se puede desatar una epidemia por esta irregularidad», dijo.

Explicó, Rafael Duran, que en su oficina reciben a diario denuncias de los robos de ataúd, inseguridad, robos, hurtos y amenazas por parte de las delincuentes quienes actúan impunemente tanto de día como de noche en el cementerio ante la falta de seguridad.

También denunciaron que a pesar de pagar los servicios funerarios son los familiares, quienes tienen que llevar el cemento, bloques, arena, para dar cristiana sepultura a los restos de sus deudos e impedir la profanación.

 «Esta situación es alarmante porque ya los familiares no acuden al cementerio por temor a ser atracados. Vamos a solicitar una mesa de trabajo con el presidente de la policía municipal, doctor Ilder Peralta, para planificar con este organismo acciones de resguardo de los visitantes, así como las instalaciones del cementerio jardín», detalló.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente