Investigación

Caso de residencias Okinawa está encangrejado

15 C
18 de enero, 2017 - 1:22 pm
Haroldo Manzanilla / [email protected]

Lo último que se conoció sobre el caso, fueron rastros de sangre en el vehículo Chevrolet Aveo, color azul, placas AA667FA, propiedad de Larreal Parra

Foto: Wilmer Cúbillan

Maracaibo — Hasta la fecha los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), luego de intensas labores de investigación e inteligencia, no han podido dar con el paradero de los asesinos de la septuagenaria, Estela Marina Larreal Parra, jubilada de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Lo último que se conoció sobre el caso, fueron rastros de sangre en el vehículo Chevrolet Aveo, color azul, placas AA667FA, propiedad de Larreal Parra.

En este sentido, una fuente del referido cuerpo de seguridad manifestó que se encuentran esperando los resultados de las experticias realizadas, para determinar quiénes fueron los homicidas.

Por su parte, la Fiscalía del Ministerio Público designó una comisión compuesta por 36 funcionarios, quienes tienen como misión esclarecer los hechos.

En contexto
Como se recordará, la adulta mayor fue vilmente asesinada de un golpe que recibió en la cabeza con un objeto contundente que le propinó su verdugo cuando se encontraba en el patio de su casa, ubicada en el Lote A del conjunto residencial Okinawa, municipio San Francisco.

Al parecer, la víctima fue atacada cuando su hijo, identificado como Marcial González, dormía en uno de los dormitorios de la vivienda.

González declaró a este rotativo que no escuchó ruido ni gritos y precisó que junto a los residentes de la zona y el vigilante auxiliaron a la infortunada, pero ya era demasiado tarde, puesto que ésta ya había fallecido.
El resto de los parientes de la extrabajadora petrolera, también se encuentran a la espera de la respuesta de las autoridades.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente