Hoy se cumplen cuatro meses desde que el fulminado consumó su sicariato

Caso «Brunito»: CICPC liquidó al matador del empresario

16a2
24 de junio, 2017 - 10:33 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

Duno Gómez fue quien en compañía de Barreto, disparó en la cabeza de Bruno Alío con la pistola Prieto Bereta calibre 9mm, que el mismo «Brunito» le habría prestado y que además era propiedad de la víctima. Mientras que Hernández Medina fue el amigo de «Brunito» que se encargó de contactar a los sicarios

Foto: Wilson Alvarado /Archivo

Maracaibo — Quien a hierro mata a hierro muere. Este es el refrán al que alude la muerte de Eliecer Alexander Duno Gómez de 18 años, quien a las 3:30 de la tarde de ayer en el sector Cerro Vigía parroquia Olegario Villalobos, se enfrentó a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y resultó fulminado.

Los detectives se dispusieron a realizar labores de investigación por la zona a fin de dar con el paradero de Eliecer, quien el pasado 24 de febrero fue el autor material del asesinato de Bruno Alío Boneto, el empresario italovenezolano, cuya muerte fue ordenada por su propio hijo, Santiago Bonetto Torres conocido como «Brunito», hecho que ocurrió frente a las residencias Murano, sector Don Bosco.

Intercambio de disparos

El parte policial indica que el hoy occiso fue precisado por los sabuesos cuando se «enconchaba» dentro de una vivienda del referido sector. Al notar la presencia policial intentó evadirse por entre los callejones del cerro pero resultó neutralizado, por lo que al verse acorralado sacó su pistola calibre 38 milímetros y decidió hacer frente a la comisión.

El ataque fue repelido y en el intercambio de balas fue mal herido, los funcionarios lo trasladaron hasta el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Cerros de Marín, pero allí ingresó sin signos vitales.

Se creyó a salvo

A Duno Gómez la justicia le venía pisando los talones desde el momento en el que «Brunito» se confesó autor intelectual del asesinato de su padre y señaló a sus cómplices.

Dos días después de asesinar al empresario y luego de que «Brunito» lo involucrara en el homicidio, Eliecer logró zafarse de la ley huyendo de su lugar de residencia por lo que cuando el caso estaba «calentico» no pudo ser detenido. No ocurrió lo mismo con Daniel José Barreto (18) y con Adolfo Hernández Medina (23), a quienes detuvo el CICPC y permanecen hasta la fecha recluidos en la subdelegación de ese organismo.

Como se recordará Duno Gómez fue quien en compañía de Barreto, disparó en la cabeza de Bruno Alío con la pistola Prieto Bereta calibre 9mm, que el mismo «Brunito» le habría prestado y que además era propiedad de la víctima. Mientras que Hernández Medina fue el amigo de «Brunito» que se encargó de contactar a los sicarios.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente