Recrudece la violencia en Medio Oriente

Casi 100 heridos en enfrentamientos en Jerusalén por acceso a mezquitas

1501178379832
27 de julio, 2017 - 6:04 pm
Jennifer Borrego / jenniferborrego@quepasa.com.ve / Con información de El Universal

El asunto derivó en algunos de los peores enfrentamientos callejeros en años y amenazó con arrastrar a Israel a un conflicto con otras naciones árabes y musulmanas

Foto. Agencias

Jerusalén – Estallaron enfrentamientos el jueves en una venerada mezquita de Jerusalén donde miles de musulmanes acudieron a orar por primera vez en dos semanas, luego de que Israel retiró las medidas de seguridad que había colocado allí tras un ataque mortífero.

La Policía israelí lanzó gas lacrimógeno y perdigones de goma contra los palestinos que les tiraban piedras en la explanada donde hay sitios sagrados tanto para judíos como para musulmanes.

Autoridades calculan que 96 personas resultaron heridas, entre ellas algunas por impacto de los perdigones o por golpes y que algunos sufrieron fracturas.

La Media Luna Roja informó que decenas de personas fueron atendidas cerca de la Puerta de los Leones (desde la que se accede a la Explanada) y también dentro del recinto, donde se desplegaron las fuerzas de seguridad israelíes, que efectuaron diversas cargas en las que emplearon abundante material antidisturbios.

Al menos cuatro de ellos fueron trasladados a un centro hospitalario, según el servicio de emergencias.

La Policía israelí informó de que los congregados en las inmediaciones y dentro del recinto religioso comenzaron a lanzar piedras a los agentes, hiriendo a uno de ellos, así como al Muro de los Lamentos, principal lugar de culto judío, que se encuentra a los pies de la Explanada.

Los musulmanes habían acudido al llamado a orar en la mezquita Al Aksa de la Ciudad Vieja de Jerusalén, luego de 11 días en que los clérigos islámicos habían pedido boicotear el lugar como protesta contra las medidas israelíes.

La Policía israelí dijo que despachó agentes al lugar luego de que los manifestantes tiraron piedras contra los guardias. Según la Media Luna Roja, las tensiones se crisparon cuando los agentes israelíes cerraron uno de los accesos al lugar justo cuando una gran cantidad de fieles se agolpaban a las puertas.

Los musulmanes habían exigido que Israel retirara las barreras metálicas y los detectores de metal que había colocado en el sitio como medida de seguridad tras el ataque ocurrido el 14 de julio, cuando varios árabes israelíes mataron a dos policías israelíes.

Los israelíes finalmente cedieron y quitaron los dispositivos. Entretanto, los palestinos oraban en las calles a las afueras del templo.

Una vez que Israel retiró los detectores de metal y las cámaras el jueves, los clérigos musulmanes llamaron a los fieles a regresar a la mezquita. Multitudes de palestinos respondieron al llamado, algunos enarbolando la bandera palestina.

 

 

Comente