Cachorros a romper la «maldición»

25 de octubre, 2016 - 8:43 am
Julio Olivero / [email protected]

«Ustedes van a perder esta Serie Mundial y nunca volverán a ganar una Serie Mundial jamás por insultar a mi cabra»

Diseño: Francois Urdaneta

Eran candidatos en este 2016 y cumplieron. Los Cachorros de Chicago llegaron este año a una Serie Mundial después de 71 años desde aquella famosa «maldición de la cabra».

Mataron la Liga

Líderes indiscutibles de su división con un récord de 103 ganados y solo 58 perdidos en la temporada regular, los Cachorros mataron la Liga Nacional sacando una diferencia de 17 juegos y medio de sus más cercano perseguidor, los Cardenales de San Luis, en la central del viejo circuito. Jake Arrieta, en la primera parte de la campaña, y Jon Lester, en la segunda, cuando Arrieta decayó, guiaron a los Cubs a la postemporada.

La primera batalla contra las cábalas

Primera alcabala de los Cachorros camino a la Serie Mundial: unos Gigantes de San Francisco, clasificados vía comodín, pero con la suerte a su favor del curioso año par. Campeones de Las Mayores en 2010, 2012 y 2014, la novena de la bahía, por cábala, debía ganar el título en este 2016.
En una Serie Divisional al mejor de cinco, Chicago la liquidó en cuatro partidos y mandó a casa a San Francisco junto con su cábala y sus supersticiones.

Hechizo Kershaw

Clayton Kershaw blanqueó a los Cubs en el segundo de la Serie de Campeonato para empatar la serie en ese entonces. En el juego seis Kershaw volvió a salir con la misión de hechizar una vez más a Chicago, empatar otra vez la serie, y alargar el sufrimiento de los Cubs; pero el yugo se acabó.
Los oseznos castigaron a Kershaw y clasificaron por fin a la Serie Mundial.

Medio maleficio deshecho

La cita textual del telegrama enviado a Phillip Wrigley (dueño de los Cubs, para esa época) por Bill Sianis, el fanático de los Cachorros que los maldijo por no dejar pasar a su cabra al estadio en el tercer juego de la Serie Mundial de 1945, reza: «Ustedes van a perder esta Serie Mundial y nunca volverán a ganar una Serie Mundial jamás por insultar a mi cabra». Por lo cual, solo media «maldición» está disuelta.

Jon Lester, Javier Báez, el venezolano Wilson Contreras y compañía intentaran escribir su nombre en la historia y devolverle un título a la organización después de más de un siglo sin alzar un trofeo (ultima vez 1908) y con asía acabar con la «maldición de la cabra».

Palabras clave
,

Comente