Noveno álbum de estudio

Britney Spears abre una nueva era con Glory

britney_spears_make_me_video_screenshot_h_2016
25 de agosto, 2016 - 3:54 pm
Agencias

Han pasado casi tres años desde que la que fuera la «princesa del pop» lanzó su último disco

Foto: Agencias

Britney Spears no busca otra cosa que abrir una nueva era con Glory, y con la promoción de su noveno álbum de estudio, que lleva pregonando desde comienzos de agosto a bombos y platillos. Tras una filtración hace unos días, el disco sale al mercado el viernes.

Ya a mediados de julio abrió boca con su primer sencillo, Make me, una balada con tempo de R&B que supone un sólido tema para su regreso. No obstante, el que está llamado a ser el hit del disco es Do you wanna come over?, electropop para la generación millennial en tiempos de las apps de citas como Tinder y compañía.

Han pasado casi tres años desde que la que fuera la «princesa del pop» lanzó su último disco, y éste fue un fracaso considerable: Britney Jean apenas logró el cuarto puesto en las listas de éxito estadounidenses. ¿Qué había sido de los tiempos en que reinaba en el pop internacional?  …Baby One More Time, Oops!… I Did It Again, Toxic, I’m a slave for you convirtieron a Spears en el fenómeno del cambio de milenio.

De lo que pasó después dio buena cuenta la prensa rosa. Con la pérdida de nivel en lo musical, su vida privada pasó a ocupar el primer plano: matrimonios breves, adicción al alcohol, disputas por la custodia de sus hijos, clínicas de desintoxicación… La caída de la que fuera una estrella infantil se produjo con todos los focos puestos en su persona.

Sin embargo, desde 2013 parece que todo vuelve a encarrilarse. Spears desembarcó en Las Vegas y su espectáculo Britney: piece of me tiene tanto éxito que, en contra de lo previsto, ha sido ampliado hasta 2017. Además, sigue figurando entre las cantantes mejor pagadas de la industria. Según la revista Forbes, en 2015 ingresó 31 millones de dólares. Esto la sitúa por detrás de Katy Perry y Taylor Swift, pero por delante de divas como Rihanna y Jennifer Lopez.

Con Glory, Spears reivindica que sigue teniendo su espacio en el olimpo del pop. Desde Invitation, la canción que abre el disco, a What you need, el tema que lo cierra, todo suena a palabras mayores. El fervoroso mantra que repite en Just luv me se pega al oído, mientras que en What you neeed apuesta por sonidos sureños. Y en Clumsy introduce un pícaro «Oops», muestra de que su descaro sigue ahí.

«Ha tenido que pasar un tiempo, pero creo que hemos logrado un nivel con el que estoy muy, muy contenta», dijo la cantante de 34 años en una reciente entrevista en la radio estadounidense. «Es cool, algo realmente distinto. Creo que es mi álbum más hiphopero». Queda por ver si el peso del pasado de Spears no cae como una losa sobre Glory, algo que, a juzgar por las primeras críticas, el disco no se merece.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente