Familiares aún se encuentran desconcertados

Brenyer Enrique fue sepultado ayer

Casa
6 de julio, 2016 - 2:07 pm
Delsy Fernández / [email protected] / Haroldo Manzanillo / [email protected]

Los vecinos del colegio apuntaron que a las 9:30 de la noche olía a quemado en el sector, al igual que los parientes, no se explican cómo el niño ingresó al plantel

Foto: Alfredo Chinaleong

Maracaibo — El mediodía de ayer fue sepultado en el cementerio San Sebastián el niño Brenyer Enrique Bracho Palmar, de 11 años, quien pereciera la noche del domingo dentro de las instalaciones del colegio Mario Abreu, ubicado en la calle 95 del barrio 12 de Octubre del sector Cañada Honda, en donde mismo cursaba el cuarto grado de educación primaria.

Para Diumara Hernández y Jenni Ferrer, tías del pequeño, las causas de la muerte de su pariente aún no se encuentran claras, pues aseguran que dejaron de ver a Brenyer en horas de la noche del domingo y no fue hasta la mañana del lunes cuando el vigilante de la escuela lo encontrara sin vida en uno de los salones del área de preescolar.

Su papá, Balmore Bracho (29), dijo que fue el primero que vio sin vida a su hijo.

«Lo encontraron en un cuarto pequeño, como para guardar los libros», señaló el padre.

Fuentes policiales informaron que el niño recibió una fuerte descarga eléctrica y su cuerpo se carbonizó luego de haberse registrado un cortocircuito con el filtro de agua que allí se encontraba.

Los vecinos del colegio apuntaron que a las 9:30 de la noche olía a quemado en el sector, al igual que los parientes, no se explican cómo el niño ingresó al plantel.

Familiares de la víctima, lo describieron como un niño tranquilo, con sueños y metas, sin malos habitos, de condición humilde y era el mayor de cinco hermanos.

Comente