En el Camp Nou

Barcelona-Real Madrid: Clásico del «nunca jamás»

8 y 9 A1(Silueta)  - AFP -
3 de diciembre, 2016 - 10:07 am
AFP

El Clásico del cambio, de la verdad, del punto y aparte, de la resurrección

Un Clásico con la pasión de siempre, pero de diferente sabor. El momento ideal para que el Madrid estampe un bofetón quien sabe si definitivo a la Liga o el necesario para que el campeón, el Barcelona, demuestre que, sigue muy vivo

Antecedente

Cinco años después, el primer gran duelo de la Liga llega con el Real Madrid por delante del Barcelona en la clasificación. Aquella vez, en la jornada 16 de la temporada 2011-12, el último Barça de Guardiola se presentó en el Bernabéu con el mismo déficit de puntos, seis, y la misma necesidad que ahora. Y no falló. Remontó el Barça el gol de Benzema y se llevó la victoria por 3-1 por medio de tres jugadores que ya no están en la plantilla, Alexis, Xavi y Cesc, para frenar de sopetón la euforia que disfrutaba el cuadro merengue después de quince victorias consecutivas.

Entre aquel 10 de diciembre de 2011 y este 3 de diciembre de 2016 las cosas han cambiado mucho en ambos bandos, pero en lo que al primer Clásico de cada curso se refiere siempre estuvo el Barcelona por delante en la clasificación, con una ventaja máxima de 8 puntos en 2012 y una mínima de 3 en 2015. La situación ha cambiado de forma radical. El equipo de Luis Enrique, alrededor del cual aún escuece el 1-2 con que asaltó el Madrid el Camp Nou en su última visita, se dejó dos puntos en Anoeta que ahora se entienden fundamentales para explicar el partido de este sábado.

Urgencia

Explicar que la urgencia está en el vestuario azulgrana no es ninguna falsedad. Igualado su peor inicio liguero desde 2007 y solo superado por el de 2003, el equipo de Luis Enrique está más obligado que nunca a dar un golpe sobre la mesa. Si dicen que de la necesidad nace la virtud, el cuadro culé está obligado como no recordaba a cumplir su guion.

Desde 2003 no se presentaba el Barcelona tan alejado del Madrid en un Clásico. Aquel mes de diciembre lo comenzó el equipo que dirigía Rijkaard aplastado por el Málaga de Juande Ramos (5-1) para recibir la noche del día seis al Madrid de Queiroz con una desventaja de 10 puntos. Ronaldo y Roberto Carlos hundieron en la peor depresión al barcelonismo, que ni reaccionó con el gol postrero de Kluivert… Esos 13 puntos de distancia entre culés y merengues tras su primer cara a cara liguero se entenderían hoy poco menos que imposibles.

Temor

Y sin embargo en el entorno azulgrana existe un temor sordo, ahogado de momento por las expectativas, de sufrir un derrumbe que catapulte a un Madrid al que su fenomenal racha de resultados (no pierde desde abril y puede quedar a uno de los 34 de su récord) borra cualquier debate futbolístico. Desde ambos vestuarios se ha trasladado el convencimiento de que este Clásico no decidirá la Liga pero es una evidencia que un triunfo del Real Madrid provocaría un cataclismo en el campeón. Recortar a tres puntos le daría a los de Luis Enrique el brío necesario, un empate aún podría explicarse como un mal menor pero una derrota, directamente, conduciría las dudas hacia una depresión no recordada en el Camp Nou estas alturas.

Este sábado a las 11:15 am, Barcelona y Real Madrid chocaran pero… ¿Recortará el blaugrana o se despegará el blanco? Pronto lo sabremos.

 

 

 

Palabras clave
, ,

Comente